2013, tiempo de bolsas alcistas

Si una conclusión se puede sacar de este año es que el comportamiento de los índices difiere –y con mucho- entre unas bolsas y otras. Mientras que
el selectivo nacional retrocede un punto porcentual desde el pasado 2 de enero, las bolsas de París y Fráncfort avanzan cerca del 10% y la londinense, la más adelantada, suma cerca del 14% de revalorización.

En Estados Unidos la situación de máximos es evidente y analistas como Jeff deGraaf, antiguo componente de Lehman Brothers y ahora experto de Renaissance Macro Research, reconocen el nivel de sobrecompra extremo que viven índices como el S&P 500. “El 93% de las compañías que forman este índice se encontraban por encima de la media móvil de 200 sesiones”.
(Para ver la situación de la RV estadounidense ver:‘De la euforia a la ansiedad ¿qué niveles nos harán salir corriendo?)

En este sentido, los analistas de Link consideran que “la corrección iniciada la semana pasada no irá lejos”, si bien es cierto que “las bolsas han hecho un alto en el camino”. "Creemos que ello provocará que se impongan los goteos de las cotizaciones a la baja en un primer momento y que, posteriormente, los principales índices entren en una fase de movimientos laterales”, según declaraciones recogidas por Serenity Markets.

IBEX 35, DAX XETRA, CAC 40 y FTSE 100, YTD (FUENTE: INFOBOLSA)



Una idea extendida…comprar en las caídas

Los descensos deben ser aprovechados para incorporarse, dicen desde Link, que comparten su visión con el consenso de expertos consultados por Estrategias de Inversión. Y es que todo apunta a que, de un lado, los inversores necesitan algún motivo más para creer en la tendencia alcista…lo que provocará caídas en el mercado; y, por otro, llegan las dudas a los alcistas y las bolsas podrían entrar en una tendencia lateral (que conoce, por cierto, muy bien el Ibex 35).

Preguntado por la brutal caída que sufrió el jueves de la semana pasada el Índice Nikkei de la Bolsa de Tokio, momento en el que se dejó un 7% de una tacada, Evan Bauman, gestor de Legg Mason ClearBridge US Aggressive Growth, aseguraba que era algo “de lo más normal”. "Este tipo de caídas pueden no pasar en meses y tener lugar todas en la misma semana. Especialmente en Japón, el mercado más rápido del mundo". Veremos, dice, correcciones del orden del 5% a raíz de tanta subida sin apenas despeinarnos.

Manuel Chacón, de Iriondo Inversiones, confiesa –antes de comentar los niveles concretos- que “los mercados son alcistas”, sin lugar a dudas. “Hay que estar comprados y esperar correcciones para entrar, no para tomar posiciones cortas”. Y lanza una idea: “es momento de entrar largos en banca”. Y el Banco Santander está dentro de su quiniela particular. Según el experto, debería primar un criterio a largo plazo sobre el corto, a excepción de que “se pulvericen” niveles clave de los índices.


Niveles a vigilar

Daniel Pingarrón, estratega de Mercados de IG, establece dos supuestos a la hora de hablar de una mera corrección o del fin de la tendencia alcista. “Puede haber una corrección menor”, en una horquilla de entre el 3% y 4% “si no se cotiza el fin próximo del QE, o bien, el final de la tendencia alcista de medio plazo, si sí se cotizase”, comenta.

En el caso de Estados Unidos, los niveles a vigilar, teniendo en cuenta que “las correcciones serían más moderadas”, según Pingarrón –siempre contando con que Ben Bernanke permanezca detrás de las máquinas de papel-, serían los “1.600 primero, 1.575 puntos y, posteriormente, el nivel de 1.500” en el caso del S&P 500.
Esos serían los primeros pasos, pero ¿y el abismo definitivo? Serían los 1.475 puntos, según Chacón por parte del S&P500. Nivel para decir arrivederci. (Ver: Indicadores sobre S&P 500)

“En Europa, siempre más susceptible a las caídas, sí que podríamos tener esa corrección del 7% si Wall Street corrige menos, pero no se cotiza el fin del QE”, comenta Pingarrón. Los primeros marcados hacia el fin de la tendencia alcista son “el entorno del 8.150, y luego, los 8.000 que son muy importantes psicológicamente” en el caso del Dax Xetra germano. De nuevo, el paso en falso al precipicio está dibujado sobre el nivel del 6.900. (Ver: Indicadores sobre Dax Xetra)

Te puede interesar: Ibex: el nivel previo al abismo