En realidad, especular no es tan difícil si se dispone de la información adecuada. Y siempre y cuando tengamos en cuenta que las cotizaciones de hoy están anticipando lo que puede suceder dentro de 6 meses o un año.

Es verdad.

Especular no es fácil.

Los especuladores no institucionales pierden en el 80% de las ocasiones. Esta es la razón por la que los reguladores han obligado a los ”brokers” a publicar este dato relativo a las operaciones con pérdida de sus clientes en su página web.

Ahora bien, estas advertencias no sirven para nada porque los “brokers” ahora motivan a sus clientes diciéndoles que ellos pueden estar en el grupo de los ganadores, en el 20% restante.

La entrada en funcionamiento de los algoritmos también hace más difícil que los particulares puedan ganar dinero, especialmente en el “intradía”.

Las personas que tienen éxito en la especulación “intradiaria” lo han conseguido gracias a una gran preparación, teórica y práctica, incluyendo la psicológica.

En los mercados financieros podemos distinguir dos grandes  grupos de inversores: el “dinero tonto” y el “dinero inteligente”.

Obviamente, para tener éxito hay que seguir al” dinero inteligente”, lo que en casi todas las ocasiones significa hacer lo contrario de lo que hace el "dinero tonto".

Ahora, gracias Internet tenemos información de lo que piensa el “dinero inteligente”. 

El primer problema que tienen las personas no familiarizadas con los mercados que quieren aprender cómo funcionan realmente, es obtener la información correcta sobre qué es lo que impulsa la economía.

Uno de los indicadores que puede informarnos de la fortaleza de la economía de los EEUU es el de los permisos de construcción solicitados.

La razón es sencilla: para la concesión de un permiso de este tipo hay que presentar un plan y pagar una tasa.

Estamos viendo que los permisos de construcción en los EEUU están cayendo, ahora bien, el mejor indicador de lo que está ocurriendo es el gráfico de las cotizaciones del ETF que engloba a las principales empresas del sector, me refiero al iShares US Home Construction.

Tal y como podemos observar en el gráfico mensual que recojo a continuación su tendencia es claramente bajista.

Esa acentuada tendencia bajista, revela que las expectativas de beneficios de las empresas que integran el ETF no son nada halagüeñas. Y no lo son porque los beneficios se estarán volatilizando por la reducción de las ventas.

En este entorno, si Powell sigue subiendo los tipos el daño se amplificará y finalmente terminará provocando un frenazo en el resto de los sectores.

Gráfico mensual del ETF iShares US Home Construction