No hay quien lo frene y, en relación al aspecto técnico que posee, parece que va a ser bastante difícil. El S&P 500 prosigue su rally alcista a medida que nos acercamos al final del trimestre. Había muchos bajistas que apostaban a su declive desde hace varios años, pero ha seguido por la senda de las ganancias.

Desde luego que el fin del programa de estímulos de la Reserva Federal no ha alterado ni un ápice de su recorrido y, no solo eso, sino que todo apunta a que de aquí a final de año va a seguir el mismo destino. Al menos, desde el punto de vista técnico se puede apreciar que es un selectivo absolutamente sobresaliente.

Hay incluso algunos analistas que aseguran que el S&P 500 podría irse más allá de los 2.300 puntos. Aunque lo que está claro es que pese a conspiraciones agoreras, el índice ha seguido marcando máximos históricos.

En este sentido, los
Indicadores Premium de Estrategias de Inversión muestran que el S&P 500 se encuentra en fase alcista, mientras que recibe una puntuación de 9 puntos en una escala que oscila del 0 al 10.

Este análisis señala que tanto la tendencia a medio como a corto plazo el valor es alcista. El momento total lento y el momento total rápido se encuentran en positivo. Asimismo, la volatilidad que presenta el activo es decreciente en el tiempo. Por último, y para concluir con todos los puntos positivos que apuntan estos indicadores, el volumen es creciente a medio y largo plazo.

Indicadores Premium S&P 500


Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí