En mi barrio hubieran respondido diciendo esa molesta frasecilla cuando Powell dijo en la rueda de prensa que "We don't react to most things that happen in the financial markets...".Y el Dow reaccionó con una subida de 400 puntos y cerrando por encima de 25.000 puntos.

En mi barrio cuando un niño ofendía a otro, el presuntamente ofendido contestaba “el que lo dice lo es”.

Pues bien, en mi barrio hubieran respondido diciendo esa molesta frasecilla cuando Powell dijo en la rueda de prensa que "We don't react to most things that happen in the financial markets. ...”

Todo el mundo sabe que Powell ha sido humillado por los mercados. Han sido los mercados financieros los que le han obligado a capitular. El FED es "mercadodependiente".

Los hechos así lo confirman:

                   -El 3 de octubre 2018 Powell dijo que la economía de los EEUU se estaba sobrecalentando.

                   -El 30 de enero de 2019 dijo que la economía de los EEUU se está desacelerando.

Powell está al frente de la institución que tiene más economistas del mundo. Un cambio de opinión tan radical no es normal, y obviamente deteriora el prestigio de la institución. Resulta todavía más humillante porque se lo estaba diciendo el mercado y no hizo caso hasta que no vio desplomarse al S&P 500. Y lo que es peor, se lo exigió Trump, y ha obedecido. Será difícil convencer a la ciudadanía que el FED es independiente.

La capitulación de Powell ha sido tan evidente que el mercado de futuros sobre fondos federales está descontado bajas de tipos en 2019.

El mercado no había descontado que el presidente del FED se mostrase tan dócil, tal y como reconocí en mi artículo de ayer. Y por eses motivo las bolsas reaccionaron con alzas al comunicado del FOMC, pero aún subieron más cuando Powell dijo en la rueda de prensa que la evolución del balance del FED provocara turbulencias en el mercado.

Los bonos, las bolsas y el oro reaccionaron con fuertes alzas. Y el dólar experimento un brusco retroceso.

Vamos a considerar como escenario más probable es que:

                    -el S&P 500 se dirija al 2.800,

                    -el oro se dirija al 1.360 y

                     -el “Euro/dólar” se dirija al 1.16.

Una vez alcancen esa zona, es probable que se produzca una fuerte oleada vendedora.

No debemos descartar la otra interpretación. No podemos descartar que Powell realmente se haya dado cuenta al final de que la economía de los EEUU realmente se está desacelerando ante el deterioro de la situación en China.

El DAX y el IBEX continuaron en un movimiento lateral dentro de una tendencia alcista de corto plazo.