La compañía de comida rápida lleva una semana cotizando en la bolsa estadounidense y no deja de revalorizarse. Su precio ya se ha multiplicado casi por tres.
Suma y sigue. La OPV del Pollo Loco es una de las qué más recorrido alcista ha causado de las últimas que se han realizado. No es un chiste ni una broma fácil, sino la pura realidad. Y es que la compañía de alimentación ha casi triplicado su valor desde que comenzara a cotizar en el parqué neoyorkino tan solo una semana después. Wall Street pierde la cabeza por “El Pollo Loco”

Las acciones de El Pollo Loco debutaron con un precio de 15 dólares, mientras que en la jornada de hoy se mueven en torno a los niveles de 40 dólares. Ahí es nada. Como se suele decir, un valor al alza y cuyos beneficios han sobrepasado por completo a las jornadas en las que ha habido correcciones, que únicamente fue la jornada del lunes. Inmediatamente al día siguiente volvió a recuperarse. El Pollo Loco enajena Wall Street

Al activo le ha dado igual las caídas generalizadas que se han vivido en la bolsa estadounidense. Los descensos en los principales índices no han supuesto un impedimento para que los inversores hayan seguido moviéndose en masa a la adquisición de esta acción que tan de moda se ha puesto en pocos días.

Evolución de El Pollo Loco en la última semana

Evolución de El Pollo Loco en la última semana


La compañía fundada por “Pancho” Ochoa en 1975 lleva durante más de 35 años expandiendo su negocio y rivalizando con Kentucky Fried Chicken por su gama de productos. Sin embargo en los últimos tiempos ha modificado su estrategia de negocio.

Y lo ha hecho para ampliar su nicho de mercado y así competir también con Taco Bell. La empresa sobre todo opera en Estados Unidos y en México, pero es en el estado de California donde tiene la demanda más amplia. Parece que este negocio ha captado la atención de los inversores hasta el punto de haber considerado que su valoración debía ser más alta.

El Pollo Loco abrió su primer local en Los Angeles y ahora tiene más de 400 restaurantes y franquicias de propiedad de las empresas que se especializan en platos de pollo en Arizona, California, Nevada, Texas y Utah, en particular.