Best Buy registró ganancias en el cuarto trimestre que superaron las estimaciones de los analistas después de cortar los gastos y obtener más ingresos a través de Internet.
La cadena de electrónica más grande del mundo obtuvo un beneficio 293 millones de dólares, o 83 centavos por acción, en el trimestre que terminó el 1 de febrero, en comparación con las pérdidas de 409 millones dólares, o 1,21 dólares, un año antes. Las ganancias por operaciones continuas fueron de 1,24 dólares por acción, frente a los 1,01 dólares por título que estimaba el consenso de mercado.

El CEO de la compañía, Hubert Joly, está trabajando para recortar 1.000 millones en costes anuales, frente al objetivo anterior de 725 millones de dólares, mediante la mejora en la cadena de suministro de la empresa y la reducción del número de productos que son devueltos o están dañados. Las ventas en línea de los establecimientos en Estados Unidos también aumentaron un 26% este trimestre.

Las acciones de Best Buy subieron un 6% desde el comienzo de la cotización en el parqué estadounidense. Los títulos habían caído un 35% este año hasta hoy, arrastrado por la preocupación de que el plan de ajustes de Joly estaba en entredicho.

En este sentido, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión muestran que Best Buy se encuentra en fase de rebote, mientras que recibe una puntuación de 2,5 puntos en una escala que oscila del 0 al 10.

Este análisis técnico también pone de manifiesto que la tendencia a medio y largo plazo es bajista, además de que el momento total rápido es negativo. También la volatilidad a largo plazo es creciente y el volumen a medio plazo es decreciente.

Indicadores Premium Best Buy