Realizamos un análisis de situación a nivel técnico de dos de los componentes del índice IBEX 35 para conocer dónde se encuentran y sus perspectivas al corto plazo 

BBVA se aproxima gradualmente a los actuales máximos anuales situados en los 7,889 en un movimiento de medio plazo que le permite mantener intacta la estructura de máximos y mínimos crecientes de fondo, unido a una recuperación por parte del oscilador MACD y un retroceso constante por parte de la volatilidad, medida por el rango de amplitud medio. En este sentido, el mayor inconveniente a las alzas lo encontramos en el volumen de contratación, cuya evolución decreciente no acompaña el avance del precio, por lo que los 7,889 podrían actuar de nuevo como resistencia provocando un giro a la baja en el precio hasta los soportes más próximos situados en los 7,641 / 7,361, movimiento que no ocasionaría distorsión alguna a la estructura de largo plazo.

BBVAen gráfico diario con Rango de amplitud medio porcentual (ventana central superior) MACD (ventana central inferior) y volumen de negociación (ventana inferior)

Endesa mantiene su proceso de consolidación de corto plazo situado en torno a la resistencia de los 20,565 y el soporte de los 19,535, proceso que le está permitiendo frenar el contundente impulso bajista que parte desde los 22,02 al tiempo que el oscilador MACD normaliza lecturas de sobreventa acumulada. En este entorno, la estructura creciente de largo plazo se encuentra perjudicada, pero todavía viable, siendo imprescindible mantener vigente el soporte de los 19,535 dado que su perforación a la baja habilitaría un potencial movimiento bajista hasta los 18,315.

Endesa en gráfico diario con MACD (ventana central) y volumen de negociación (ventana inferior)