“No permitas que nadie diga que eres incapaz de hacer algo, ni siquiera yo. Si tienes un sueño, debes conservarlo. Si quieres algo, sal a buscarlo, y punto. ¿Sabes?, la gente que no logra conseguir sus sueños suele decirles a los demás que tampoco cumplirán los suyos.” Chris Gardner


Semana alcista en los mercados, en la que al fin hemos presenciado un mercado suave, con los índices americanos acercándose a sus zonas de máximos y el Futuro del VIX relajándose en torno a los 15 puntos nuevamente. El Futuro del SP 500 sigue con mucha fuerza buscando zona de máximos históricos con los 1.900 puntos al acecho, una vez que los resultados de Apple animaran un mercado que asistirá a una recompra de acciones propias con un volumen ciertamente asombroso; 30 Billones de USD, ¡una auténtica locura! Sin embargo, a pesar de que los índices tratan de mostrarnos una cara muy positiva, la realidad que se oculta en el trasfondo de dichos índices es, en mi opinión, más que interesante. Desde octubre de 2.013, el S&P500 ha tenido un recorrido muy débil, con subidas máximas del +5,75% y bajadas cercanas al -4%. Esta volatilidad hace muy complicada la operativa y no es más que el reflejo de que a pesar de marcar nuevos máximos, la dificultad de acelerar tendencias genera que esté totalmente al margen de ideas alcistas de medio plazo en el mercado americano.

dow jones


Las industrias básicas que están liderando el mercado son; DJ US Utilities y DJ US Oil & Gas como consecuencia del conflicto entre Rusia y Ucrania. La dificultad de hacer nuevos máximos en el resto de industrias, se ve completada por el claro parón de dos de las industrias más fuertes desde 2.009, como son DJ US Consumer Services y DJ US Healthcare. El caso que más me llama la atención es el de DJ US Consumer Services, que se encuentra en el peor nivel de fuerza relativa desde 2.009, lo que me hace pensar en el comportamiento propio del mercado y las posibles ideas operativas que de ello se derivan. La FED ha aplicado un plan de estímulos destinado básicamente a estimular el consumo gracias a incrementar el efecto riqueza de los consumidores más que a arrancar la actividad manufacturera, prueba de ello es que las industrias que mejor se han comportado han sido consumo de servicios y de mercancías, a parte de la industria farmacéutica que, como ya he mantenido en otras ocasiones, ha subido por el Obamacare y el sector tecnológico liderado por el espectacular crecimiento de Google y Apple, junto con la aparición de las redes sociales, lideradas por Facebook, compañía que capitaliza 150 billones de USD. En este sentido, durante muchos meses he estado planteando qué nos propone el mercado, y tengo muy claro que estamos viviendo una semi-burbuja en algunos casos mayor que en otros, pero sí observamos una exageración en los precios de los activos americanos, que requieren un ajuste en precio para continuar un mercado alcista que podría extenderse en el muy largo plazo impulsado por una inflación, que si bien hoy es inexistente, creo que será el tema de los próximos años. En este sentido, a diferencia de lo que hicimos en 2.007, es decir vender debilidad sobre agotamiento de mercado, venderemos fuerza relativa positiva como anticipación de corrección agresiva sobre ajuste de precios. Y es que el mercado presenta siempre diferentes versiones y comprender la estructura del mismo es absolutamente clave para adivinar qué circunstancias pueden derivar de ello.

En esta ocasión, estamos delante de un mercado muy sobrecomprado pero no apalancado. El dinero no ha venido de un incremento en las partidas de crédito, simplemente ha sido utilizado por los bancos que han invertido en los mercados financieros buscando rentabilidad en cualquier activo que no sea crédito, por lo que los riesgos no provienen de una ejecución masiva de créditos, más bien de un desapalancamiento gradual del balance de la FED, que se podría traducir en un relevo entre el dinero de los bancos al inversor particular en forma de créditos. Sin embargo, esto simplemente son suposiciones de sucesos que podemos encontrarnos, pero que nos hacen entender que no hay un riesgo sistémico en esta ocasión, puesto que el dinero de la FED no está en la economía real y como pasó en el New Deal, el balance de la FED podría necesitar 40 años para desendeudarse. Y entiendo personalmente que el paso necesario de las economías es una inflación imponente que se encargue de aminorar el problema de deuda.

Si analizamos detenidamente la amplitud de la industria DJ US Consumer Services, nos encontramos con un espectro de 16 sectores de los cuales 11 tienen rentabilidades anuales negativas y únicamente las aerolíneas están cotizando cerca de máximos de la tendencia. Los sectores más débiles son Apparel Retailers y Broadline Retailers. En este sentido buscaré una idea bajista en el sector DJ US Consumer Services, uno de los sectores con mayor fuerza relativa de los últimos 5 años, pero vendiendo como no, ¡en debilidad!

amazon


Uno de los valores que estamos vendiendo en Blackbird es Amazon. La compañía ha dado comienzo a un mercado bajista y aprovecharemos cualquier impulso para buscar una idea bajista operativamente. En este caso, trataremos de buscar financiación en el mercado con una venta de Call con Strike por encima del último máximo creciente en 370 USD y una Put Out The Money con Strike en 280 USD, ambas ideas con un vencimiento en enero de 2.015. La Call vendida nos pagaría 17,83 USD por acción mientras que la Put comprada nos costaría 15,66 USD, de esta manera podríamos financiar la idea bajista en Amazon con el precio que nos pague la prima de la Call. La idea busca claramente un desplome en otoño, ¡tras el tapering! pero la coherencia de la idea me atrapa básicamente, por la enorme distorsión en la amplitud del mercado y por una de las señales más esperadas en nuestros modelos analíticos, la evidencia de que el mercado se ha dado cuenta al fin que los precios pagados por Consumer Services y Healthcare son desproporcionados, este es el primer input necesario para que este mercado entre definitivamente en tendencia bajista.

Tal vez no sea justo decir que soñemos con un mercado bajista, puesto que nadie quiere que la economía sufra, y en mi caso particularmente, ¡menos! ya que como economista y apasionada de la economía no es mi objetivo, pero si el mercado bajista debe poner al precio en valor y el valor en precio, tal vez sea el último escollo que el mercado deba afrontar, para poder decir de manera definitiva, ¡que la quiebra de Lehman Brothers ha terminado! y entonces tal vez sí hablemos de sueños cumplidos y en esta ocasión, el sueño parte de que el mundo habrá logrado rescatar el orden económico, restableciendo el capitalismo allá donde lo dejamos, en el reequilibrio mundial que sea capaz de acabar con la pobreza en el mundo, ¡ésta, indiscutiblemente, sería la mayor de las hazañas del capitalismo, y un sueño al fin!