La petrolera sube hoy en bolsa después de desplomarse ayer en bolsa tras la publicación de resultados y, además, continúa con el goteo de rebajas de precios objetivos.
 
Los analistas de Societe Generale ha rebajado casi un 30% el precio objetivo de la firma desde 17,5 euros por acción hasta 12,75 euros por título. Además, reiteran su recomendación de mantener los títulos de la compañía en cartera.

La empresa publicó unas cuenta peores de las que preveían los expertos debido, sobre todo, a los efectos de la caída en el precio del petróleo. Al igual que ha ocurrido con el sector, las acciones de la compañía española se han visto muy perjudicadas por esta circunstancia en lo que va de año.

En concreto, los títulos de Repsol se dejan casi un 25%. En estas circunstancias, siete empresas apuestan por comprar acciones de la compañía, veinte apuestan por mantenerlas y tres recomiendan vender.

En las últimas semanas, la compañía ha recibido un rosario de rebajas de recomendaciones y precios objetivos. La última fue ayer por parte de HSBC. En la actualidad, el precio medio del consenso está instalado en 13,50 euros. De alcanzarlo, la cotizada tendría un potencial de un 19% con respecto al nivel actual.
rEPSOL

Sin embargo, no todas las firmas de inversión han bajado los brazos con respecto a Repsol. Barclays acaba de emitir un informe en el que mantiene su recomendación de mantener las acciones de la empresa con un precio objetivo de 22 euros, lo que le daría un potencial de casi un 90% desde el nivel actual de cotización.

En su nota a los inversores explican que “la reciente presentación estratégica de la compañía proporciona las bases sobre las que reconstruir la confianza de los inversores tras la compra de Talisman. La empresa planea afrontar la caída de los precios del petróleo con una rebaja del CAPEX del 40% desde los máximos de 2014 y con un programa de eficiencia con el que se podrían ahorrar unos 1.500 millones de euros hasta 2020.”

Además, en la entidad aprueba el programa de desinversión de activos por un importe de 6.200 millones de euros que permitirá a Repsol desapalancarse incluso con un barril a 50 euros.

Por otra parte, los analistas de N+1 han rebajado un 7% el precio objetivo de NH Hoteles hasta situarlo en 5,76 euros.

En la firma explican que “los resultados de la hotelera y las estimaciones de beneficio confirman la buena evolución del negocio. Pero penamos que a estos niveles todo eso está ya en el precio”. En la entidad han reiterado su apuesta de mantenerse neutrales ante el valor.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
 "Repsol podría rebotar desde estos niveles de soporte, aunque no es un valor para el largo plazo"

Las reservas de crudo siguen siendo el principal dolor de cabeza de las petroleras