Mediaset empieza a ver la luz al final del túnel. Tras un 2018 en el que se dejó en bolsa un 40,6%, este 2019 rebota un 22,5%. Este jueves los analistas de HSBC han elevado su recomendación desde los 6 euros a los 6,8 euros por acción lo que le impulsa en el Ibex 35, con un alza del 3% hasta los 6,75 euros.

Este precio, sin embargo, supone que los expertos del banco de inversión HSBC vean las acciones de Mediaset en precio y no le vean un potencial de revalorización mayor. El consenso de los analistas fijan el precio objetivo medio de Mediaset en los 6,77 euros y recomiendan mantener los títulos del grupo audiovisual. Siete firmas de análisis recomiendan comprar, once mantener y otras siete son partidarias de deshacer posiciones en la compañía que lidera Paolo Vasile.

Mediaset se apoya en HSBC para escalar en el Ibex 35 pese a rebajar el dividendo

Mediaset celebró ayer su junta de accionistas en la que se aprobaron sus cuentas del pasado año y en el que se aprobó el nuevo dividendo de la compañía a cuenta de sus beneficios de 2018. Mediaset destinará 100,1 millones en dividendos, mientras que 74,1 millones lo destina a reservas voluntarias. Teniendo en cuenta que su beneficio fue de 200,3 millones de euros, el ‘pay out’ o porcentaje del beneficio destinado a los dividendos se sitúa en el 50%.

El grupo de Telecinco y Cuatro fijó de esta manera el dividendo a percibir en 0,31 euros por acción, sin contar el importe que corresponda a las acciones en autocartera en el momento de la distribución. Esto supone un recorte del dividendo del 49% respecto a 2017, teniendo en cuenta que el pasado año pagó a sus accionistas 0,6 euros por acción. El pago se realizará el próximo 30 de abril.

Mediaset explica en un hecho relevante que parte de la retribución variable correspondiente al ejercicio 2018 devengada por los consejeros con funciones ejecutivas y los principales directivos del grupo pueda ser percibida en forma de acciones de Mediaset. Los beneficiarios también serán los trabajadores de Mediaset. La cuantía máxima de las acciones a percibir por cada beneficiario es la que resulte de aplicar 12.000 euros al precio de cierre de la acción el día anterior a la fecha de entrega. Las acciones procederán de la autocartera.

Mediaset cerró el año 2018 con un beneficio neto de 200,3 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,4% en comparación con el mismo periodo 2017 que llega a los 197,5 millones. La facturación de Mediaset asciende a 981,6 millones frente a los 996,3 millones del mismo periodo 2017, lo que refleja una reducción del 3,3%. Mediaset España obtiene un ebitda en 2018 de 274 millones (+4,5%) lo que supone un margen ebitda del 27,9%, su mejor margen en los últimos diez años. 

La posición neta de caja de Mediaset España a 31 de diciembre 2018, es de 167,8 millones y registra un flujo neto de caja, en el periodo de 223,4 millones.