Los expertos de la firma americana  no se creen al Santander y por eso han sido una de las firmas que peor opinión tienen del banco. Tanto, que aunque han elevado el precio objetivo, lo cierto es que creen que sus acciones cotizan casi un 50% por encima de lo que deberían hacerlo.
 
Una vez que los bancos han publicado sus cuentas anuales, es momento para que los analistas repasen sus modelos de las entidades financieras y en el día de hoy hay opiniones para varias entidades.

En el caso de Santander siguen teniendo la misma apuesta e igual de clara, vender. o tendría que caer un 49% para situarse en ese nivel al situarlo en 3 euros, frente a los 5,31 en los que cotiza. El precio objetivo del consenso está en 5,11 euros, por encima de su nivel actual.

En lo que va de año, las acciones de la firma que preside Ana Patricia Botín suben más de un 8,3%.
 
Para Bankinter, han revisado al alza el precio objetivo de sus acciones desde 6,30 hasta 6,70 euros por acción y han mantenido la recomendación de mantener las acciones de la entidad que mejor lo ha hecho en bolsa en los últimos años.
Después de publicar unas pérdidas de 3.485 millones  de euros varias firmas de análisis han optado por reducir más aun el precio objetivo de las acciones de Banco Popular.

Los analistas de Jefferies han empeorado la recomendación de Popular desde comprar hasta mantener y han rebajado el precio objetivo desde 1,2 euros hasta 0,95 euros por título.

JP Morgan han sido uno de las firmas más negativas con el banco que en solo unas semanas presidirá Emilio Saracho. Estos analistas han reducido este nivel desde 0,85 hasta 0,80 euros por acción.  Además, insisten en su apuesta por infraponderar los títulos de la entidad financiera.

UBS no se ha quedado atrás y si ya estaba por debajo del consenso, tras las cuentas publicadas el viernes ha llevado el precio objetivo de la firma desde 0,80 hasta 0,73 euros por acción.
Las tres entidades han llevado este umbral muy por debajo del consenso, que todavía ve un potencial de un 30% a las acciones del Popular, ya que sitúan el precio objetivo en 1,14 euros por acción.
Por último, los expertos de Kepler Cheuvreux han rebajado la recomendación de Prosegur desde mantener a reducir.  Con todo, han mejorado su precio objetivo desde 5,2 hasta 5,85 euros por título, todavía por debajo de su cotización actual.