Hoy Warren Buffett es un hombre un poco más feliz. El acuerdo de fusión entre su participada, Heinz y Kraft creará la tercera mayor compañía de alimentación y bebidas de EEUU y la quinta en el mundo y eso es lo que le gusta al Oráculo de Omaha.
Warren Buffett ya ha anunciado en una entrevista con la CNBC que su vehículo de inversión, Berkshire Hathaway, tendrá acciones por valor de 9.500 millones de dólares.

En el comunicado que han publicado las dos compañías dando cuenta de la operación, Buffett decía “esta es la clase de operación que me gusta”. Y por la reacción que ha tenido Kraft en bolsa, a los inversores también les ha entusiasmado. Las acciones de la compañía se disparan más de un 30% en bolsa, hasta situarse en máximos históricos.

Kraft


Los detalles de la operación que ya han aprobado los dos consejos de administración dejan un 49% de la nueva compañía a los accionistas y Kraft y el 51% restante a Heinz, que ahora mismo está en manos de 3G y Berkshire desde su adquisición en 2013.

En la entrevista con la CNBC Buffett ha dicho que se trata de una operación que les generará mucho valor en el largo plazo. De hecho, en el comunicado aseguran que será acretiva para los accionistas a partir de 2017.

A Buffett no le preocupa el corto plazo. “Eso no tiene mucha importancia para nosotros porque estaremos en esta compañía para siempre. Se trata de un negocio, no de una acción. Es una compañía de la que tenemos un 26%”.

La compañía tiene marcas tan conocidas como Oscar Mayers, Philadelphia, Heinz o Kraft. En total, tiene ocho enseñas con ventas por encima de los 1.000 millones de dólares y 5 con ingresos que se mueven entre los 500 y los 1.000 millones.

“Estoy encantado de jugar un papel en esta operación en la que se unirán estas dos empresas y sus icónicas marcas. Se trata de la típica compañía que me gustan, juntar a dos grandes organizaciones y crear valor para los inversores. Estoy feliz con las oportunidades que esta operación va a generar”, ha dicho Buffett en un comunicado.

Warren Buffett dice desde hace unos años que lleva puesto el traje de camuflaje y que va a la caza del gran elefante. Utiliza esta metáfora para explicar que quiere realizar una gran compra. Tras estos comentarios, podríamos pesar que quizá no ha encontrado el paquidermo, pero que está ya muy cerca de hacerse un "big five".

Tanto es así, que 3G y Berkshire Hathaway han decidido financiar de sus propias cajas el dividendo en efectivo que recibirán los accionistas de Kraft para completar la operación. En concreto, se les pagarán 16,50 dólares, lo que significa alrededor de un 27% del último cierre de la empresa. En total, las dos firmas van a desembolsar 10.000 millones de dólares.

Entre los acuerdos firmados entre las dos empresas, Heinz se ha comprometido a salir de Nuevo a bolsa. Buffett ha dicho en la CNBC que Kraft ahora mismo tiene un free float de unos 600 millones de acciones que pasarán a ser 1.200 cuando se complete la operación.

Quizá le interese leer: Warren Buffett le aconseja cómo invertir con Warren Buffet