Apertura en negativo en Wall Street donde al recorte del precio de las comodities hay que añadir el mal dato del índice Empire State. Eduardo Vicho, co-director de EJD Valores recuerda que “empezamos una semana de vencimiento donde viviremos la triple hora bruja que incrementa la volatilidad en los mercados”. Además “doce de las últimas catorce semanas se han cerrado en positivo, el Dow Jones está en casi positivo en lo que va de año y el S&P 500 tiene pérdidas menores al 5%”.
Así las cosas, hemos vivido “una estructura de rebote que no se ve en el Dow Jones desde el año 1975 y en el caso del S&P desde los años 30”. Ahora, “hay que ver si de verdad los datos apuntan a una recuperación real porque la renta variable se ha adelantado y de no ser así veríamos una consolidación de mercado que se reflejaría en recortes en la renta variable”.

“La Reserva Federal y el Tesoro se enfrentan a un dilema o tipos o divisa”, explica el experto. “Por un lado los tipos afectan al mercado interno americano, los tipos de largo plazo se disparan porque aunque quieren mantenerlos en el 3% han tocado el 4%”. Así mismo “vemos como el dólar se devalúa, las bolsas suben y las materias primas también” y de este modo “el comportamiento de la renta variable dependerá de estos dos factores que debate el Tesoro y si decide que el euro dólar se estabilice”. A partir de ahí “somos más partidarios de que podríamos ver una consolidación en el mercado después del día de vencimientos y futuros el próximo viernes”.

En relación al oro negro, Vicho mantiene que “quizás ese ímpetu de EEUU por devaluar el dólar ha provocado las alza de las materias primas y el miedo a la deflación ha desaparecido”. “Estamos en niveles que podrían encajar con un euro dólar entre 1,35 y 1,50 y un petróleo entre 50 y 70 dólares que no deberían irse porque podrían hacer daño a algunos aspectos de la economía”.

El experto expone que “viendo el fuerte rally es momento de estar en liquidez con vistas a la consolidación en próximos meses, fuera de mercado o cortos en la parte alta del rango de consolidación” y “cuando llegue la corrección habría que fijarse en el sector tecnológico que quizás sea el que menos apalancado está”. Además explica en relación al ámbito financiero que “hemos vividos dos fases, la de riesgo sistémico al que asistíamos el pasado año y en muchas sesiones el sector caía casi a plomo”. “Ahora estamos demasiado optimistas, se debate si muchas entidades devolverán las ayudas y está claro que hemos vivido un exceso donde han ganado hasta un 400%”. “Con todo este escenario creemos que tendríamos que corregir el 50% de lo que han subido en lo que va de año, no veremos nuevos mínimos porque el riesgo sistémico ha desaparecido pero esperamos correcciones y ahora es tarde para tomar posiciones en bancos”.