Antonio Cortina, adjunto del servicio de estudios de Banco Santander, comenta que “finalmente parece que no ha habido soluciones importantes a los problemas de crisis de deuda soberana europea, así que, mientras no lleguen medidas contundentes, la presión seguirá sobre los mercados”.


"Habrá que estar atentos a las decisiones que tomará la Fed esta semana y las decisiones sobre Grecia. La determinación para implementar medidas contundentes se está configurando, por lo que es complicado ver medidas en el corto plazo".
 
Los bancos europeos han levantado más de 400.000 millones sus captaciones desde el inicio de la crisis y las dudas son sobre el balance que tienen de deuda griega. Así que, el kit no está en su recapitalización, si no sobre qué pasa con la deuda soberana, pues una recapitalización no sería positiva para la línea de crédito”.


Declaraciones a Radio Intereconomía