Como era de esperar, los mercados han reaccionado a las cuentas de Twitter aplicando un tremendo correctivo, sobre todo porque la cifra de usuarios activos no solo no ha crecido poco, sino que se ha estancado durante el cuarto trimestre del año.
 
En concreto, a finales del año pasado, la red social del pajarito mantuvo una base de 320 millones de usuarios, los mismos que tres meses antes. Los analistas temían que en este periodo solo hubieran crecido en cinco millones, pero se han tenido que conformar con un estancamiento.

Esa cifra es la que ha provocado que las acciones de Twitter sigan hundiéndose en el pozo de sus mínimos históricos, en las profundidades de los 14 dólares por acción.
En concreto, sus ingresos anuales han subido un 58%, hasta 2.218 millones de dólares, totalmente en línea con las previsiones.

Sin tener  en cuenta extraordinarios, la compañía sigue en pérdidas. En concreto, perdió 521 millones de dólares y ha ofrecido a sus inversores un beneficio por acción negativo (BPA), de 0,79 dólares.
bajo estos criterios, los beneficios han estado por encima de las previsiones, al alcanzar el BPA 0.40 dólares, frente a los 0,36 previstos.

Sin embargo a los analistas y a los mercados estas cifras no les impresionan, sobre todo porque palidecen cuando se comparan con las de Facebook

Resultados de Twitter


Antes de la publicación de sus resultados, un analista explicaba que aunque la evolución de la compañía es evidente, sus datos no justifican su valor en bolsa.

Tras la publicación de las cuentas, 19 firmas de inversión han decidido rebajar su precio objetivo. Ni tan si quiera ha recibido una revisión positiva y al alza.

El problema es que los inversores dudan que su equipo directivo sepa cómo hacer que enganche a más usuarios, además de a la gente que está interesada en la información.

Su nuevo CEO, Jack Dorsey ha adelantado que la compañía tiene en marcha un plan para conseguir su objetivo de revitalizar la empresa. El presidente ejecutivo, Omid Kordestani, dijo ayer ante los analistas que su “labor llevará algún tiempo”. Habrá que verlo y habrá que ver hasta qué punto los accionistas de la compañía tienen paciencia. Mientras tanto ya hay voces que piden que Twitter se ponga a la venta.

Por el momento, la comunidad inversora no tiene mucha fe en el nuevo equipo, ni en las iniciativas como el cambio del timeline. De, hecho, desde que Dorsey llegó el pasado mes de julio, las acciones de la empresa se desploman un 50%.

Eso sí, tal y como puede verse en la siguiente tabla, la mayor parte de los institucionales han aprovechado en los últimos seis meses para aumentar su posición en la compañía.

institucionales de Twitter


En estos momentos, de todas las firmas que siguen el valor, 36% apuesta por comprar, 55% por mantener y el 9% restante opta por las ventas. El precio objetivo estaría situado en 24,89 dólares por acción. Antes de los resultados el objetivo era de 29,19 dólares.

Por cierto, este ha sido el comportamiento de Twitter después de publicar resultados desde que salió a cotizar hace tres años.

Comportamiento tras resultados


QUIZÁ LE INTERESE LEER:
Twitter recibe sus cuentas infectada por el virus Yahoo!