La cotización de Twitter ha reaccionado con caídas de más de un 5% a la publicación de algunas noticias que apuntan a que el nuevo CEO de la compañía, Jack Dorsey, planea reducir la plantilla.

 
Aunque Dorsey lleva meses como consejero delegado, hace solo unos días que la propia compañía lo designó como principal ejecutivo de forma permanente. El objetivo principal de del ejecutivo es el de mejorar la eficiencia de la red social y lograr una monetización de su base de usuarios similar a la de sus competidores.

De hecho, hoy la cotización pierde un 5%, aunque desde que Dorsey fue asentado en el cargo, habían logrado subir un 17%, superando así los 26 dólares con los que salió a cotizar hace ya casi dos años. Desde el cierre del primer día, tal y como se puede ver en el gráfico, los accionistas de la empresa se dejan más de un 34%.

La cuestión, por tanto, es la eficiencia y el aumento de las ventas. Según publicaba el FT, mientras que cada empleado de
Netflix genera unas ventas de más de 2 millones de dólares, en Google + esa cifra cae a la mitad. En el caso de Twitter y de Yahoo! las cifras apenas llegan al medio millón de dólares.

Previsiones ingresos netos en EEUU, según e-Marketer
e-marketer


En estos momentos, los diferentes medios de comunicación no han dado ninguna estimación del porcentaje de empleados de Twitter que podrían ir a la calle, aunque se conoce que la plantilla está compuesta por unos 4.100 trabajadores en todo el mundo.

Hace sólo unos días se conocía que el porcentaje de posiciones cortas había se había multiplicado por más de 8 veces el pasado trimestre. Si en julio la posición era de 5,7 millones, al finalizar el periodo las posiciones bajistas eran de más de 46 millones.

Twitter


QUIZÁ LE INTERESE LEER:
Los mercados le hacen unfollow a Twitter
Twitter sube un 82% el primer día de su cotización