Los miedos de que Donald Trump no pueda llevar a cabo sus propuestas provocan que la divisa estadounidense haya mostrado debilidad en las últimas sesiones. Hasta el punto de que  ha sobrepasado su última resistencia más inmediata. ¿Qué aspecto presenta en estos momentos el par de referencia?
 
El Euro-Dólar ha virado su rumbo en las últimas jornadas. Las políticas monetarias divergentes entre la Reserva Federal y el Banco Central Europeo provocaban que la mayoría de los analistas considerasen que la moneda norteamericana iba a fortalecerse aún más de lo que ya lo había hecho tiempo atrás para llegar a niveles de paridad e, incluso, quebrarla.

Sin embargo en los últimos días el escenario ha cambiado ligeramente. El discurso más optimista de Mario Draghi junto con las dificultades que tiene Donald Trump de sacar sus reformas adelante –esto se ha visto especialmente en los últimos con la imposibilidad de aprobar una nueva reforma sanitaria que derogase el Obamacare– se ha canalizado a través de la depreciación del dólar.

Incluso el FMI señaló que los planes de estímulo en forma de inversiones en infraestructuras y bajada de impuestos serían bueno para el crecimiento. Si esto se termina haciendo realidad, significará más más crecimiento, más inflación y más apoyo para la moneda norteamericana. Pero, efectivamente, lo que se está descontando ahora con la caída del dólar es el miedo generado el viernes al mostrar que Trump es débil en su propio partido.

Tal y como señala José Luis Cárpatos, analista independiente, el EURUSD “ataca la media de 200 sesiones, algo que no se lo esperaba nadie con la FED metida en posibles 4 subidas de tipos en 2017”. Esto cambia el panorama que teníamos hasta el día de hoy, con una tendencia bajista bastante consolidada.

Euro-Dólar


En este sentido, según Roberto Moro, analista técnico de Apta Negocios, la zona clave para el EURUSD es la del que marcó el máximo es “en el 1,0860”. Un nivel que ya ha conseguido sobrepasar con el último impulso que se ha visto en la relación Euro-Dólar.

Según el analista, si consigue consolidar por encima de ese nivel rompiendo la directriz bajista que viene desde el techo de canal de largo plazo lateral en el que está metido el precio, probablementesi fuéramos a buscar niveles o bien del techo de ese canal en 1,16, cosa que me extrañaría bastante, o al menos un Fibonacci de lo que sería toda esa caída”. Con todo y con ello opina que en estos entornos “cambie la situación y volvamos a ceder posiciones hacia el 1,05, 1,04 o 1,03”.

Asimismo, según nuestros filtros técnicos el Euro-Dólar sigue presentando en estos momentos una tendencia de medio plazo alcista. También, su volumen de contratación es creciente en todos los marcos temporales, mientras que la volatilidad es decreciente tanto en el medio plazo como en el largo plazo.

Euro-Dólar indicadores


QUIZÁS LE INTERESE LEER:
La libra: el caldo de cultivo de los bajistas frente al dólar y al euro
“El euro está siendo muy sensible a la mayor dureza de Draghi en las declaraciones”
EUR/GBP. La tendencia alcista primaria merece una oportunidad