Un día después de que se dieran a conocer las nuevas sanciones impuestas por Trump sobre el país siguen las tensiones en su mercado y en el rublo. El RTS de Moscú cede más del 2,8% mientras que el rublo pierde un 3,8% frente al dólar. Tres gráficos que ayudan a entender lo que está pasando entre ambos países.

EEUU ha alzado la voz y ha anunciado las primeras medidas contra Rusia. En un informe publicado ayer por el Departamento de Estado la conclusión fue clara: Rusia ha violado la prohibición internacional de armas químicas en un ataque con un ex espía soviético y su hija. Aunque Rusia ha denegado cualquier implicación en el ataque, Estados Unidos ha aprobado una serie de sanciones que afectarán a la seguridad nacional, equipos,  bienes y productos electrónicos “sensibles” que Moscú pretende importar de Estados Unidos.  Unas medidas que podrán afectar tanto como al 70% de la economía rusa y el 40% de su empleo.

Ayer se dio a conocer que el primer tramo de sanciones de Estados Unidos a Rusia prohibirá las licencias para la exportación a Rusia de mercancías sensibles a la seguridad nacional, el segundo tramo se impondrá tres meses después, a no ser que el país garantice que no usará armas químicas y acepte inspecciones. Este tramo, podría reducir las relaciones diplomáticas, suspender la capacidad de los Aeroflots de volar a EEUU y costaría casi todas las  exportaciones e importaciones.  

De hecho, el comercio bilateral entre Rusia y Estados Unidos ascendió a 38.000 millones en 2013, último año del que se disponen cifras. Desde entonces, se cree que esa cantidad ha ido disminuyendo  y Rusia sigue teniendo superávit. Las exportaciones de EEUU son principalmente maquinaria y productos técnicos mientras que las principales importaciones por parte de EEUU son productos derivados del petróleo.

Aunque como en toda medida, habrá excepciones. De hecho, algunas exportaciones de tecnología de EEUU probablemente reciban exenciones permitidas por la ley, incluyendo el equipo necesario para la Estación Espacial internacional y piezas para garantizar que los aviones comerciales puedan volar con seguridad.

Esto ha tenido un efecto directo sobre su mercado que, en sólo dos días, ha perdido más de un 6%.

Mercado RTS de Moscú

A esto se une la depreciación que experimenta el rublo contra el dólar, hoy perdiendo más del 3,8% y siendo, por segunda sesión consecutiva, la divisa que peor comportamiento tiene entre las emergentes “incluso que la lira turca”, decía recientemente Simon Harvey, analista de MONEX EUROPE.  

Gráfico dólar contra el rublo

Según este experto, la tendencia a la baja podría continuar. De hecho, apunta a las especulaciones de los operadores de mercado sobre el impacto que puedan tener las sanciones sobre los bancos y la deuda soberana, algo que también se está reflejando en los mercados de renta fija, con la deuda pública a diez años subiendo al 7,9% (máximo anual).  El proyecto de ley todavía no se ha aprobado a través del Senado pero, dada la reacción violenta de Washington con respecto a la reunión Trump-Putin en Helsinki, es posible que haya cierto “apetito” por imponer nuevas sanciones contra el Kremlin.

REntabilidad bono a diez años Rusia

Nota: La Ley de eliminación de Guerra y control de armas químicas de 1991 requiere que el presidente tome una determinación con respecto a si un país ha usado armas químicas o biológicas violando el derecho internacional o ha usado armas químicas o biológicas letales contra sus propios ciudadanos. Una vez se toma esa determinación, las sanciones son obligatorias a menos que el presidente determine que está en el interés de la seguridad nacional de EEUU renunciar a ellas.