Ante los rumores de compra de parte de la gasista española, el director de Atlas Capital, Álvaro Blasco, asegura que es el momento adecuado de hacerse con “una buena parte de la compañía”.
 
Las claves para la semana pasan por la presentación de resultados de grandes compañías españolas y que podrían “dar ese empujoncito a la bolsa hasta los 11.200 puntos” y por la incertidumbre que genera en los mercados la inestabilidad en Oriente Próximo, con especial atención a la situación en Libia.
 
Con los datos de crecimiento del PMI manufacturero de la Unión, se ha conocido, además, el índice Ifo que mide la confianza empresarial alemana que crece por encima de los 111 puntos. “Todos sentimos un poco de envidia con respecto a Alemania”, apunta Blasco, puesto que “estamos hablando de la locomotora europea”.
 
Entre las recomendaciones de compra o de mantener se encuentran Sol Meliá y Ferrovial. Para Blasco, la cadena hotelera acaba de salir de “una crisis extremadamente profunda, aunque no tenemos que olvidar dos cosas: todos los establecimientos fuera de España están recuperando la ocupación y los que tiene en España se están recuperando también en base a turismo interior”. Ahora bien, su consejo pasa por no invertir una gran parte de nuestra cartera en la compañía, “primero porque hay que tener liquidez y porque hay que ir internacionalizando nuestra cartera”. Y en cuanto a Ferrovial, “la recomendación clara es de compra o de mantener porque es una compañía que por fundamentales ha tenido el éxito del sector, ha diversificado su mercado en el exterior y va a tener buenos resultados en este ejercicio. Luego claramente mantener o tomar posiciones”, apunta Blasco.

Y una semana más, Nokia preocupa a los accionistas tras el batacazo de las dos últimas semanas. Álvaro Blasco confía en el gigante de las telecomunicaciones, pese a que reconoce que “es un valor complicado porque su historia está bastante revuelta. Es un valor que debería estar por encima de su valor actual, a pesar de que en los últimos meses ha ido perdiendo su batalla. En los últimos meses, se han producido cambios en la compañía que deberían representar una mayor confianza. Creo que es tiempo de comprar con la corrección que ha habido en el valor y su cambio de estrategia. Debería haber subidas importantes en el valor”.