Es recomendable mantener posiciones defensivas ante la probable volatilidad que podemos presenciar en los meses de septiembre y/o octubre. Por ello, nuestras carteras se componen de valores seguros como Telefónica, Banesto, Zardoya Otis o Enagas.
Tras el buen comportamiento de la semana pasada y ante la escasez de datos macroeconómicos importantes (los datos de venta de vivienda en esta semana y el IFO en Europa) y el fin de la etapa de publicación de resultados empresariales, ya que sólo quedan algunos rezagados (Acciona, por ejemplo, que se espera haya aumentado sus resultados entorno a un 25% sobre el año anterior), es normal que estemos iniciando la semana con una clara recogida de beneficios. Subidas superiores a las de los índices europeos han caracterizado al Ibex, impulsado por los movimientos corporativos. Y clara muestra de ello fueron los rumores sobre la OPA sobre BBVA la pasada semana que hicieron subir con fuerza a un valor con bastante peso relativo sobre el índice y, con ello, al Ibex en sí. No obstante, alcanzar los máximos de hace varios años dependerá, como ya se ha indicado, de datos macro como el precio del crudo o la evolución de los tipos de interés y de los resultados empresariales del tercer trimestre.