Bajo este escenario en el que aún no se están valorando los efectos de una crisis hipotecaria de baja calidad, “nos encontramos con un nuevo escenario en la curva de tipos de interés a largo plazo” asegura Sierra para quien se manejan “previsiones de curva del 4.60 % frente a los 4.80% previsto hace una semana”.En este sentido, considera que bancos y aseguradoras “son los sectores más afectados por la valoración de sus activos” pero advierte de que las constructoras, consumo, autos…”podrían verse afectados en el corto plazo por la temida crisis crediticia que puede significar el fin del denominado dinero barato” que tanto estaba incentivando el consumo. De ahí que entienda que
los sectores que mejor se pueden comportar en la crisis sean “el de telecomunicaciones, químico y farmacia” por ser los menos expuestos a la misma.
Gamesa muestra un comportamiento contrario al de los valores que más cayeron la semana pasada y que más suben hoy “como es el caso de Iberia”. En este sentido, Sierra entiende que el comportamiento “es fruto de una recogida natural de beneficios en los avances sufridos la semana pasada”.