El BCE ha mantenido los tipos de interés en el 0.15%, según la nota de prensa que ha publicado el organismo. En  concreto, el Consejo de Gobierno del BCE ha decidido que los tipos de interés aplicables a las operaciones principales de financiación, la facilidad marginal de crédito y la facilidad de depósito se mantengan sin variación en el 0,15 %, el 0,40 % y el -0,10 % respectivamente. En la  tradicional rueda de prensa posterior al comunicado, el mandatario del BCE ha asegurado que el precio del dinero se mantendrá en los "niveles bajos durante un largo período de tiempo"

En poco más de un mes, el organismo que preside Mario Draghi pondrá en marcha una de sus medidas más ambiciosas para fomentar que fluya el crédito a la economía real: las inyecciones de liquidez a la banca condicionadas – las TLTRO- con el que presente inyectar al mercado hasta un billón de euros en ocho subastas trimestrales.

¿El riesgo? En las condiciones geopolíticas

Pero ¿cómo de fuerte es la recuperación económica? En julio Draghi advirtió sobre la repercusión de los riesgos geopolíticos en la recuperación gradual de la Eurozona y podría continuar con sus comentarios al continuar las hostilidades entre Rusia y Ucrania. En la rueda de prensa habitual, Drahi ha asegurado que"
Curso on.line de Estrategias de Inversión
los riesgos que pueden afectar negativamente a las condiciones económicas son los riesgos geopolíticos y los eventos en los mercados emergentes. Otros riesgos incluyen una demanda doméstica más débil de lo esperado y una insuficiente implementación de las reformas estructurales". Sin embargo, reconoce que lo primero que se le viene a la mente en cuanto a sanciones en relación con la inflación, es el precio de la energía, algo que Rusia ya dijo que iba a subir los precios para el mercado europeo y que tendrá consecuencias que se verán en invierno.

Por ahora, los datos dejan un dibujo mixto en el último trimestre, con Italia volviendo a la recesión y España mostrando un crecimiento del 0.6%. Habrá que esperar al 14 de agosto para conocer la estimación de PIB de la Eurozona del segundo trimestre. Preguntado por si ha visto algún síntoma de que se esté perdiendo la tendencia de recuperación en Europa, Draghi "se ha puesto a enumerar los datos negativos que apuntan a una debilidad de la economía, y el mercado se lo ha tomado fatal". 

Sobre la inflación, es cierto que los últimos datos arrojan de nuevo los precios hasta el 0.4% en julio, el nivel más bajo de los últimos cinco años y bastante por debajo del objetivo marcado por la entidad en el 2%. Este dato sin embargo no preocupa al organismo pues "si la inflación fuera demasiado baja, habría unanimidad en el Consejo para utilizar medidas adicionales de política monetaria". Espera que el nivel de precios continúe siendo bajo en los próximos meses y gane fuerza progresivamente algún tiempo después. Las expectativas de inflación a medio y largo plazo siguen ancladas.