La deuda de EEUU crece más rápido de lo previsto, una degradación de las cuentas americanas pero que ya tiene todas las medidas enfocadas a su reducción, según asegura Sara Pérez- Frutos, directora de Dracon Partners EAFI.
“Y es que uno de los esfuerzos de la administración de Barack Obama es reducir el déficit después de todas las ayudas publicas que se ha tenido que inyectar”, reconoce Pérez Frutos. No obstante, esta analista asegura que “la economía de EE.UU está creciendo y está recuperando las ayudas que prestó a los bancos”. Por ello -continúa- “si tuviéramos que elegir alguna deuda de los países desarrollados elegiríamos la estadounidense así como su divisa”.

Una fortaleza del dólar que deja ver la debilidad del euro castigada por la incertidumbre de qué pasará con las economías europeas que “está afectando y mucho a las bolsas y a la divisa”. Algo que como explica esta experta “ya empieza a perjudicar a los americanos que verá perjudicadas su exportaciones”.