Ahora el crecimiento mundial está siendo positivo gracias a las economías emergentes. Pero ¿qué pasa si estos frenan su demanda? José Lizán, analista de Nordkapp advierte que esto genera muchas dudas e incertidumbres.

El Ibex35 cayendo en torno al 1% y a cerrando el peor trimestre desde 2020. Se produce después de ver "un verano fatídico, sobre todo el mes de agosto, y un trimestre para olvidar", reconoce José Lizán, gestor de rv de Nordkap. Tenemos el tema de la deuda en Europa, paro americano e incertidumbre sobre la posible recesión en Estados Unidos. China mete mucho miedo y todos los valores con fuerte exposición a emergentes están sufriendo.

Ahora el crecimiento mundial es positivo y es por los emergentes, especialmente los BRIC. La vieja Europa y EEUU tienen un crecimiento más pírrico, lo que genera muchas dudas e incertidumbres.

También es motivo de preocupación el hecho de que Alemania no pueda crecer eternamente. Está creciendo por la demanda de emergentes de alto valor añadido, son la primera potencia mundial en bienes de equipo de alta calidad, y se han beneficiado de esto. Si se paran los motores de demanda – vinculados a materias primas- puede haber un parón en el país y ver la doble recesión en Europa. Tras la crisis del ´29 hubo vaivenes y movimientos y hay esperanza para ver estabilidad de PIBS sin que venga una debacle.

En Estados Unidos parece que los datos no anima. Los datos de empleo son claros; no mejora, hemos visto un gasto público que genera empleos peores y se ha frenado otra vez, al final es la clave para que EEUU reaccione. Hasta que no veamos este dato sólido las dudas seguirán ahí.

En el sector financiero, lo único que hay es captación de pasivo pero la pata principal de la banca está totalmente parado. Hay refinanciación de créditos, se siguen dando préstamos a empresas a futuro pero no hay una reactivación del crédito. El banco Santander ha dicho que espera dos años muy duros “y es lo que toca, una contracción del crédito después de una expansión brutal del mismo”.

Respecto al sector tecnológico, Apple ha sido el gran vencedor. Ha barrido a la competencia, está en plena innovación, el que mejor productos lanza y de momento creo que es un claro caballo ganador con unacotización en máximos historicos y, aunque algún trimestre fallará, la inercia mandará.