El Ibex 35 ha terminado con signo negativo, algo que no es de extrañar puesto que “últimamente nos comportamos peor que el resto de índices y, es que, estamos desarrollando un rango lateral a corto plazo”, dice Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic BrokerHouse.

Este analista además observa que el Ibex 35 “tiene un soporte claro en los 10.900 puntos y la zona de 11.200 actúa como resistencia, incluso, de superar esta zona de los 11.350-11.400 puntos, podría volver a salir papel”, algo que también podría darse en otras plazas ya que “los principales índices internacionales están haciendo un acercamiento a las zonas de máximos del año pasado y, desde ahí, podría darse un giro bajista”.