El Ibex 35 finaliza la jornada de hoy con un ligero rebote que le permite aguantar una vez más los 7.800 puntos. En cuanto al parqué, tan sólo dos blue chips consiguieron acabar en positivo -Iberdrola con un alza de 4,24% y Repsol YPF que se revalorizó un 0,82%-. El índice ganó al cierre un 0,18% hasta los 7.875,40 puntos. En opinión de José Lizán, analista de Nordkapp “estamos viendo como los índices están muy sujetos en una zona de soportes que no termina de romper, pero estamos ahí, al borde del precipicio”. No obstante, cree que “tarde o temprano tendrá que hacer un movimiento brusco al alza o a la baja”. Además señala que “la ausencia de catalizadores para que se produzca un rebote al alza de los mercados está haciendo que haya muchas dudas, incertidumbre y mucha presión vendedora”, por lo que cree que “hay que estar muy cautos a los niveles a los que estamos -780 puntos en el S&P y los 7.800 puntos en el Ibex-”. 
El analista de Nordkapp señala que “estamos viendo como los están aguantando bien, pero nunca se sabe si se pueden romper o no”, por lo que “hay que estar muy atentos, porque de romperlos buscaríamos de nuevos mínimos de hasta un 6 o 7% hacia abajo en los mercados”. Ante esta ausencia de catalizadores, el experto añade que “el mercado tiene presión vendedora, es bajista y estamos viendo como en los niveles claves de soporte parece que aguanta, pero cada día se ve menos fuerza en los rebotes, los volúmenes son más bajos  y hay más probabilidades incluso de bajar que de subir”. Ya que, asegura el experto que ahora mismo lo que sabemos es que “que han caído mucho los mercados, hay escasa visibilidad y  las valoraciones no se sabe si son atractivas o no dadas la incertidumbres que hay”.

En relación a las intenciones de ACS de aumentar sus participaciones en Iberdrola, José Lizán señala que “Florentino Pérez siempre ha dicho que su idea era salir de Fenosa para entrar en Iberdrola, si a esto le unes un accionariado de la eléctrica que es inestable sin un núcleo duro”, es cuestión de tiempo que “cobre la retribución de la venta de Unión Fenosa para que vaya tomando posiciones”. Por lo que cree que “a pesar de que el entorno pueda ralentizar la posible entrada en el capital de la eléctrica, Florentino siempre se ha mostrado partidario de ello y en cuanto sale una noticia lo recoge la acción”.

Por otro lado, otro culebrón es el de la operación de Enel, Acciona y Endesa. El experto asegura que el cierre de dicha operación “se va a ver”. La cuestión, según el analista “es ver si se anticipa o no”. Está claro, según José Lizán que “es cuestión de días o de semanas para que se llegue a un acuerdo”. Tanto para Enel “es una buena operación porque toma el control de la compañía”, y para Acciona, que “tiene unas fuertes plusvalías, es el cierre de una operación redonda y muy exitosa, que le permite estar en una situación de desahogo financiero”.

En cuanto a los medios de comunicación, Antena 3 y Prisa presentaron resultados en el día de hoy peor de lo esperado. El analista de Nordkapp señala que “es uno de los sectores más dañados, muy cíclico y estamos viendo cómo la ciclicidad de los ingresos publicitarios se ven en las cuentas de resultados”. No obstante, asegura que “tendremos que ver un punto de inflexión”, pero está claro que “en el primer semestre del año no va a ser y los resultados empresariales de todos los grupos están siendo muy flojos”. Por lo que asegura que “es un sector del que permaneceríamos totalmente fuera”, ya que asegura que “tiene el ciclo totalmente en contra y hasta que no haya síntomas de recuperación de la inversión publicitaria por parte de las grandes corporaciones, nos mantendríamos alejados”.

Para finalizar, el analista de Nordkapp cree que, -respecto a las recomendaciones- apostaría por “valores defensivos, con visibilidad en resultados como pueden ser compañías eléctricas o del sector de las telecomunicaciones”. En concreto, en España, apostaría por “el sector farmacéutico con Grifols”. Ya que registra “crecimientos muy fuertes y con perspectivas estables para los próximos años" y "en los niveles de 13 euros que cotiza en la actualidad es una buena opción”. El caso de Acciona y Endesa, “creemos que también es una buena opción” a tenor de los movimientos corporativos. Además, asegura que “si Telefónica sigue débil, podríamos tomar alguna Telefónica porque creemos que a estos niveles ya ha descontado esos riesgos de ralentización económica en Latinoamérica y en España”. Por lo que estima el experto que “por debajo de 14 euros se puedan tomar posiciones en la compañía con mucha más tranquilidad que a niveles de 15 o 16 euros”. 

Sin embargo Lizán matiza que estas recomendaciones estarían dirigidas a un inversor con un perfil arriesgado ya que "dada la situación nosotros tenemos sólo un 15% de nuestra cartera en renta variable". Para el analista ahora es el momento de tener la precaución por bandera y "hacer trading" pero siempre con mucha cautela dada la situación de los mercados.