Miguel Méndez, analista de Hanseatic Brokerhouse, comenta que “el bono italiano ha podido relajar la rentabilidad por debajo del 7%, lo que ha dado bálsamo a los mercados”.

Sin embargo, “es posible que Alemania baraje una salida del euro de Grecia, lo que ha provocado que los operadores comenzaran a vender, lo que probablemente hará que veamos a los indicadores en negativo a lo largo del día”.

El experto cree que “veremos aumentar el diferencial de los CDS y retrocesos considerables del euro-dólar. Si el par de divisas rompe los 1,3510 dólares, irá a visitar los 1,3250 dólares”.

Más allá de Europa, comenta que “la bolsa de China ha tenido un buen cierre, haciéndolo muy bien el sector automovilístico”.


Declaraciones a Radio Intereconomía