El premio Nobel de economía y profesor de la Universidad de Yale cree que después de casi seis años de subidas ininterrumpidas, la bolsa estadounidense está cara. 
El experto ha dado una entrevista a The Globe & Mail que han recogido en MoneyNews en la que alerta de una posible burbuja en los mercados financieros.

En concreto, Robert Shiller ha reconocido que “todavía sigo invertido en el mercado, aunque no estoy muy comprometido con él. Mi dilema fundamental es que todo me parece muy caro. Los precios de los activos inmobiliarios han subido; el mercado ha subido y el mercado de renta fija también me parece alto”, ha dicho el académico.

El experto hizo sus declaraciones apenas unas horas antes de que concluyera el mes de enero, que dejó en rojo el inicio del ejercicio para la bolsa estadounidense. En concreto, el S&P 500 concluyó el primer mes de 2015 por debajo de los 2.000 puntos, con un descenso de más del 3%. Aunque no se trata de una regla matemática exacta, el mercado sigue acogiéndose a la teoría que dice que el tono con el que se inicia el año; es decir, el signo de enero, será el que marca el resto del ejercicio. En este caso estaríamos hablando de descensos en el S&P 500 a finales de diciembre.

Robert Shiller en su entrevista afirma que hay mercados fuera de Estados Unidos que presentan valoraciones más atractivas que las estadounidenses. En la actualidad, el S&P 500 cotiza en torno a las 17 veces beneficios, por encima de su media de largo plazo.

SPX desde enero

SPX


En concreto, el Premio Nobel afirma que “China parece interesante porque tiene una valoración PER más baja”, asegura el experto. “Por otro lado, muchas gentes todavía sienten reparos a la hora de poner su dinero en un país con quien nuestra relación es dudosa”, explica.

Shiller apunta que sus patrones de inversión cambian todo el tiempo. En la actualidad “tengo alrededor del 50% en renta variable. Todavía tengo bastante en renta fija y en vivienda –tengo dos casas”, explica.

En cualquier caso el experto asegura que no tiene dinero en bonos a largo plazo y que se mantiene alejado de ellos.

Si quiere acceder a más análisis sobre el S&P 500, pinche aquí