El foco de tensión es Italia, ahora en España la preocupación está en los objetivos de llegar al déficit pero es en la economía transalpina donde vemos que se podrían paralizar muchas reformas estructurales que no se han emprendido. Es lógico que el inversor tenga más dudas sobre Italia que sobre nuestro país. 

La verdad es que las cifras de paro no pueden ser peores, reflejo de una mala situación en el momento actual donde no vemos muy claro en qué momento se dejará de destruir empleo. Por otro lado, el tema de las afiliaciones se precipitan de manera acusada y no sabemos en qué momento podremos controlar estas tensiones. Los ingresos que tiene hacienda son menores de lo que podríamos esperar. Las cosas no están nada fáciles pero cuando hablamos de sociedades cotizadas tenemos que pensar que la mayoría ha hecho sus deberes. Durante los primeros años de la crisis vimos fuertes crecimientos del desempleo de la industria y en los últimos trimestres, es el sector servicios el que más disgustos nos está dando, y seguirá siendo así. Hasta que se pare esta sangría que estamos viviendo, el sector servicios será el que más afectado se vea, explica este experto en Radio Intereconomia.

Espero que tengamos una semana buena para los mercados, tenemos resultados y por ese lado, no esperamos sorpresas pero nuestro mercado sigue estando muy vendido y tenemos la apuesta de que las grandes casas de análisis, en cuanto al buen hacer de los periféricos, nos debe llevar a subidas importantes en los mercados.

Pescanova. ES una situación compleja, está previsto que hacia las 11 se llegue a una estabilidad del precio y será complicado. Creo que no deberían vender las acciones. A nosotros nos ha chocado mucho la noticia, sobre todo de unos momentos donde habíamos visto al valor salir al mercado de bonos y colocar con éxito, con una ampliación de capital y donde nada hacía presagiar una situación como la de los últimos días. No sé si queremos ser optimistas o si realmente existe pero no tiene sentido que sea una situación para intentar presionar a los bancos que tienen que refinanciar porque la situación de la compañía no nos parecía complicada. En el momento en que le veamos cotizar, habrá avances importantes en esa operación por lo que no es momento de salir.

ArcelorMittal es una buena idea de inversión y tiene dos características, es de los valores más volátiles que hay en el mercado, y hay que tener siempre mucha precaución pero aprovechando que se habla de 3 años. Es una verdadera oportunidad entrar en estos niveles. Está muy por debajo de los precios objetivos que se manejan sobre ella y descuentan una situación de crecimiento muy moderado en el mundo. A poco que veamos un optimismo de crecimiento, creo que el valor será de los que más capacidad tenga para subir. Ampliaciones de capital, cierres y reestructuración de las fábricas, le dan una visibilidad importante al valor. Aunque puede ocurrir cualquier cosa, a tres años la revalorización será extremadamente importante.

Banco Valencia. Dudo que en algún momento el valor, como tal, lo volvamos a ver con un valor y actividad bursátil interesante. La idea es que, integrado como está, no tenga una vida independiente.

Repsol. El mercado tenía dudas sobre Repsol pero dos de las más importantes se han resuelto en poco tiempo. Por un lado, la venta de la rama de gas natural licuado, que da más flexibilidad, y la espada de Damocles de saber que la compañía era dueña de esa autocartera y que tendría que desaparecer esta opción. Es tremendamente positivo.

CAF. Lo que sabemos es que el modelo de negocio está cambiando pero tampoco eso justifica las fuertes caídas que hemos visto. ES fabricante y vendedor de material ferroviario y se ha encontrado que, en estos momentos tan complejos de crecimientos, lo que quieren los clientes es alquilar. Su negocio ha tenido que transformarse en pro del alquiler y es lo que podría estar detrás de estas caídas. Tiene cartera de pedidos que le cubre más de 2 años y medio su actividad, es cierto que intentó hacer un ERE sin conseguirlo, pero también tenemos que ver que el PER está extremadamente bajo y que el dividendo está por encima del 4%. Espero que esta sangría se pare.

El oro está en una situación controvertida por parte de la gente que estudia el mercado. Tenemos grandes expertos que dicen que la subida de la última década del oro ha llegado a su fin y por otro, los que siguen diciendo que en estos mercados con tanta volatilidad no dejará de ser un refugio buscado por los inversores. Me inclino por esta segunda posibilidad, creo que seguirá subiendo, está a niveles donde parece estabilizado. Sí tomaría algo de oro en la cartear. No exagerado, pero un 10% de cobertura para momentos complicados, me sigue pareciendo una buena oportunidad.

Después de esta fuerte corrección de los mercados, llega el momento de ser arriesgado y tomar algo del sector financiero. Dentro de éste, BBVA es el que recibe más atenciones por lo que tomaría posiciones sin olvidarnos de los stops loss con objetivo nada ambicioso, porque con esta volatilidad las cosas varían de forma muy significativa. Para el que quiera pensar a corto como medio-largo plazo, es una gran oportunidad. Sería un poco atrevido y tomaría posiciones en esta entidad.