Septiembre y octubre van a ser meses de corrección significativa, aunque a medio plazo seguiremos alcistas. En principio no hay problemas en el horizonte ya que las posibles bajadas de tipos por la FED impulsarán a las bolsas, sobre todo en 2007 en que veremos fuertes plusvalías.
Funcionó el soporte de los 1.290 para el Standard&Poors la pasada semana, con unos índices que alcanzaron la zona de máximos. Pero la ventana bajista no concluirá hasta octubre puesto que hay que tener en cuenta las fuertes alzas desde los niveles de soporte se apoyaron en la sobreventa del índice y en la influencia decisiva del vencimiento de opciones y futuros, como podemos ver también en el caso español en que las eléctricas se vieron fuertemente impulsadas. Asimismo, el precio del crudo a la baja y unos buenos datos de IPC que no estimulan la inflación, ayudaron a las subidas.