Javier Echeguren, gestor de Banif, analiza la situación de la renta variable europea en este primer día de cotización del mes de octubre.

En declaraciones a Radio Intereconomía, Javier Echeguren sostiene que 'seguimos moviéndonos dentro de un rango lateral en los mercados'. En el caso concreto del Eurostoxx 50, se coloca 'entre los 2.000 y el 2.200, un rango muy amplio marcado por la volatilidad' con lo que su recomendación pasa por  'realizar recortes en su exposición a renta variable' a los inversores más conservadores 'y al resto los mantenemos pero vigilando muy de cerca los índices.'

Encarrilado ya el último tramo del año Echeguren asegura que 'empezamos mal el trimestre, habíamos cerrado la semana pasada con un aumento del Fondo de Rescate de la UE y con ello el rumor de que este fondo podría llegar a apalancarse. Da la sensación de que la Unión Europea no quiere recurrir al fondo hasta que Italia presente un plan creíble de reestructuración de la deuda pública. Todo esto se mezcla con Grecia que, en el punto en que está, o les siguen apretando más o la UE comienza a actuar, lo que sucede en este momento es que nadie tiene ese dinero para invertir en el fondo.'

'Lo lógico', afirma el analista, 'es que si en un lado ponemos lo positivo y en otro lo negativo, probablemente lo mejor es seguir pagando para ganar tiempo. Las cosas se están haciendo por la buena dirección, pero demasiado lento.'

Mientras tanto los últimos datos de PMI manufacturero en nuestro país -especialmente negativos- no son nada esperanzadores. En esta línea, Echeguren cree que 'la situación en España es muy complicada. Cuando hablamos de los mercados siempre decimos que el Ibex 35 poco tiene que ver con la situación de España, un dato de paro que es el doble de nuestros vecinos y no hay visas de mejora.'

'Todo el tensionamiento en los spreads de la deuda hace que las empresas no quieran emitir deuda y con ello es con lo que se hace el día a día, mantener alguna línea de negocio o renovarla, pero con la no emisión de las empresas, al final sale muy caro', concluye.