La primera respuesta y más directa sería que de forma distinta. Mientras Santander recupera el soporte de los 7 euros, a BBVA le cuesta romper los 8 euros. ¿Correrán distanciados este año también?



BBVA y Santander inician 2015 tomando caminos separadas y, es que, los ‘gemelitos’ ya no son tan parecidos como lo eran antes. Si retrocedemos en el tiempo, José Luis García, de Dif Broker, nos explica que “desde 2013 los ciclos de subidas y bajadas, tanto para BBVA, como para Santander, han sido similares pero, con el aumento de participación de BBVA en Garanti en septiembre de 2014, se desligaron, por lo que Santander está comparativamente mejor que BBVA”. De hecho, mientras Santander acabó el 2014 con una revalorización del 7,53%, BBVA dio carpetazo al año con unas minusvalías del 12,23%. sin embargo, este 2015 los brokers creen que las tornas se volverán y descuentan un potencial de revalorización mucho mayor para BBVA, que para Santander:

BANCO SANTANDER
Aunque hoy Banco Santander se está revalorizando porcentualmente menos que BBVA, la subida del 0,41% que registra a estas horas le basta para romper la zona de 7 euros que se le resistió a cierre de 2014. Ahora bien, hasta que no supere los 7,25 euros, zona por la que pasa la directriz bajista que arrancó en septiembre, el valor seguirá siendo bajista. De hecho, para recuperar la directriz alcista de largo plazo –nacida en julio de 2013 y perdida en septiembre de 2014- tendría que superar los máximos históricos situados en 7,85 euros y alcanzados en diciembre de 2007. Recordemos que el año pasado, a pesar de los múltiples acercamientos a este nivel, no logró cerrar por encima. Además, el precio objetivo que maneja el consenso de mercado para este año se sitúa en 7,23 euros, es decir, un 3,3% por encima del precio actual, pero alejado de los máximos históricos.


banco santander



BBVA
BBVA sube un 1,29% y se sitúa al borde de los 8 euros sin romperlos aún. Aunque logre cerrar por encima, seguirá sin superar la directriz bajista de medio plazo que pasa por los 8,20 euros. Además, si cierra por debajo, BBVA no tendrá otro objetivo más que caer hasta los 7,25 euros, techo del valor en 2013. Para recuperar la tendencia alcista debería subir un 14%, hasta los 9 euros, por los que pasa la directriz alcista de largo plazo con origen, como Santander, en julio de 2013. De cara a los próximos doce meses, el consenso de mercado cree que lo conseguirá, pues barajan un precio objetivo para BBVA de 9,37 euros, lo que se traduciría en un potencial de revalorización del 17,12%. Parece que en 2015 BBVA se podría tomar la revancha frente a Santander.

Si quieres que te avisemos cuando estos valores cambien de fase del ciclo bursátil, apúntese a gratis nuestro servicio de alertas.
 
bbva