Santander España lanza una nueva estrategia de medios de pago con el objetivo de generar una mayor vinculación con sus clientes, favorecer el crédito y mejorar la calidad del servicio.
 
A partir del 12 de febrero, los titulares de las cuentas 1I2I3, Día a Día y Clásica, tendrán acceso a tres tarjetas (débito, crédito y revolving) asociadas a su cuenta, con lo que podrán efectuar sus reintegros en cajeros, pagar sus compras diarias y disponer de crédito en el bolsillo de forma permanente por una tarifa única de tres euros al mes. Además, tras el acuerdo con Apple Pay, el banco se convierte en la única entidad financiera en España que permite a sus clientes pagar con sus tarjetas Mastercard desde todos los dispositivos móviles (Apple Pay, para iPhone y Apple Watch, y Santander Wallet, para Android).

Al mismo tiempo, la entidad ofrecerá una nueva línea de crédito en tarjetas por 16.000 millones, de la que podrán beneficiarse 2,5 millones de clientes, con un importe medio superior a 5.000 euros. Para facilitar el acceso, se podrá contratar a través del móvil con sólo tres clicks. La nueva estrategia supone una adaptación en los requisitos de acceso al Mundo 1I2I3, que afectará a aquellos clientes que no utilicen tarjeta de crédito.

 A partir del 12 de febrero, para obtener los beneficios de la cuenta 1I2I3, además de cumplir los criterios habituales (domiciliar los ingresos de nómina, pensión, etcétera; domiciliar tres recibos, y realizar seis movimientos al trimestre), el cliente tendrá que realizar al menos uno de ellos con tarjeta de crédito, excluida la extracción en cajeros.

La Cuenta 1I2I3 es la cuenta corriente con la rentabilidad más alta del mercado. Ofrece una remuneración del 3% por tiempo indefinido y desde el primer euro para saldos a partir de 3.000 euros, con un máximo de 15.000 euros; un 2% si se mantiene en la cuenta un saldo de entre 2.000 y 3.000 euros; y un 1% para saldos de entre 1.000 y 2.000 euros.

Además, devuelve en efectivo el 1%, el 2% o el 3% del importe de los recibos de gastos del hogar (agua, luz, teléfono) y seguros, gastos de educación (colegios, guarderías, universidades), ONGs y gastos en impuestos locales y seguros sociales. Si se cumplen estos requisitos, el cliente recibe una acción de Banco Santander, y entra en el Mundo 1I2I3.

A partir de ahí, se premia su vinculación con la entrega de más acciones, en función de los importes que contrate en otros productos como planes de pensiones, seguros, préstamos e hipotecas o el mayor uso que haga de su tarjeta de crédito. Rami Aboukhair, CEO de Santander España, señala: “Ponemos en marcha una nueva estrategia de medios de pago para reforzar la vinculación con nuestros clientes y mejorar su satisfacción. Mantenemos la apuesta por la Cuenta 1I2I3, que es la palanca clave de nuestra manera de hacer banca, basada en generar relaciones a largo plazo con nuestros clientes”.