El Ibex 35 ganó un 1,08% este martes para terminar a las puertas de los 9.500 puntos, en los 9.497. José Lizán, analista de Nordkapp apunta a que “en general estamos en un movimiento lateral en todos los mercados, con algunos días de volatilidad y con mucha indecisión”. “Si cogemos cualquier gráfico, de cualquier valor, tiene un margen por arriba y por abajo del 4% y todos los valores, salvo los pequeños, se mueven en esas bandas”. “Hay mucha indefinición en los índices –reitera el experto y tenemos un mercado difícil de jugar porque cuando parece que va a romper a la baja, al día siguiente sube un 1%”.
Es complicado pillarle el paso y lo único que se puede hacer ahora mismo es trading”. Lizán explica que “no se sabe qué va a pasar porque hemos vivido un rebote tan fuerte desde mínimos, que los que lo han vivido toman beneficios y lo que se han quedado fuera entran en cuanto recortas un poco”. Además “tenemos una semana sin datos macroeconómicos y si no hay noticias relevantes, los mercados estarán laterales, aburridos y en un rango únicamente para traders”. Si “no se rompen niveles, veremos compras a la baja y ventas al alza”. 

El experto pone de manifiesto que empieza a ver “agotados a muchos valores, aunque hay mucha rotación sectorial que es la que permite a los índices no moverse” pero “los valores bancarios por ejemplo se agotan, la petroleras están algo mejor y la tecnología está fuerte”. “Es el mismo dinero que se mueve de unos sectores a otros”. Si el Ibex “no rompe los máximos, como vimos el viernes cuando hicieron una vuelta muy fea después de un dato de paro que gustó al mercado, dieron paso a una sesión el lunes bajista”. Ahora mismo “hay que estar atentos a ver si el mercado está agotado o no, tendría que romper los 2.520 puntos en Euro Stoxx que se corresponden con los máximos del Ibex del viernes pasado y ahí veremos si el moviendo tiene todavía fuerza o está ya agotado”.
Sí a sí fuera, “los 8.850 puntos del selectivo español serían la primera referencia importante por abajo”, “mientras no los pierda la tendencia sigue intacta” pero “veo agotamiento, los valores bancarios cansados, Telefónica en un rango, y volatilidad en los pequeños”. Además, “no hay catalizadores para que los índices rompan por arriba y si salen noticias negativas, romperían a la baja”.

Hoy la mejor compañía del Ibex fue Bankinter, después de que EEUU inste a Europa a realizar a los bancos pruebas de estrés. Lizán apunta a que Bankinter “ha sido el mejor banco de los domésticos”, “de los no expuestos a nivel internacional”. "Es el que menos ruido ha llevado, menos mora y mejores resultados ha presentado” y "tiene además “dos grupos de accionistas intentando hacerse con el control, Jaime Botín y la entidad francés (Credit Agricole)” y “y siempre que hay un movimiento accionarial en un banco que parece de los más limpios, hace que se dispare”. De hecho fue “el que más subió y el que menos bajó en las caídas, tiene buenas cifras”. 

En cuanto a los test de estrés, el experto recuerda que “Europa siempre va por detrás, copiando y tarde”. “Si se hace será bueno, la intervención estatal tardó en llegar aquí, empezó en Reino Unido y está visto que Europa siempre va con unos mese de retraso”. Sí “creemos que sería necesaria para conocer la situación real de la banca europea porque en EEUU ha venido muy bien, hoy hemos visto como los bancos van a devolver los préstamos, se han recapitalizado y vuelven a tener confianza que es la clave”. Lizán matiza que “cuando se consigue esa confianza, hay síntomas de recuperación” y esas pruebas “darían transparencia y serían buenas para los mercados”.

Mañana Inditex rinde cuentas al mercado y para el analista “se esperan los resultados más flojos en muchos trimestres”. “Está claro que está en un sector ligado al consumo y por encima de su fuerte expansión y la buena gestión, la compañía no será ajena a la contracción del consumo”. “Su dominio en el mercado española y cómo maneja las tendencias y los costes no le va a impedir sufrir la crisis”. “Nosotros hemos reducido la exposición a Inditex en nuestras carteras porque es una cara o cruz, si sorprende positivamente tirará con fuerza y si lo hace de manera negativa, la cotización caerá”. Si bien “lo importante ahora serán los objetivos de los próximos trimestres y qué visibilidad ve el grupo en la recuperación de cifras y resultados”. 

Jazztel fue hoy la mejor del día al subir más de un 17% pero para el experto “estos valores son difíciles para hacer una valoración”. Es cierto que “ha mejorado en resultados y en captación de abonados, quiere tener un EBITDA positivo y ha llegado a un acuerdo con los bonistas favorable para el grupo”, así mismo “intenta tener producción y rentabilidad positivas” por lo que “hay noticias para que esté algo mejor” pero “sigue con muchos problema de financiación” y “si los grandes del sector sufren en consumos, no quiero imaginarme un Jazztel, un grupo pequeño y con mucho apalancamiento en un entorno que está sufriendo, en un mundo rodeado de gigantes”. “Puede tener volatilidad alcista y aunque han hecho mejoras sustanciales en relación a 2006, prever qué va a hacer es complejo”. Aún así, “después de una subida del 21% yo no compraría y esperaría a posibles recortes”.

Las recomendaciones del experto pasan por “Repsol YPF que todavía tiene mucho potencial, sigue mejorando su política de reservas y además la visibilidad de campos de Brasil está oculta en el valor”. Con el “petróleo en 70 dólares presentará mejores resultados” y “tal y como está el crudo, donde está entrando dinero, tiene potencial alcista”. Así mismo “aprovecharía la debilidad en estos momentos de Grifols a la que los precios del plasma y una corporación frustrada ha lastrado a la compañía”. “En estos niveles de 12 euros, 11,90 euros se pueden tomar posiciones porque seguirá con sus objetivos intactos, crecimientos a doble dígito y visibilidad en un entorno tan complicado”.