El resultado del ejercicio ha ascendido a 636,9 millones de euros, un 5,1% superior al de 2015. El EBITDA generado en 2016 ha sido de 1.486,0 millones de euros, un 1,9% por encima del generado en el ejercicio precedente.
 
El total de inversiones de Red Eléctrica alcanza los 643,1 millones de euros, de los que 398,5 millones de euros se han destinado al desarrollo de la red de transporte nacional. Asimismo, esta cantidad incluye 199,8 millones de euros correspondientes a la adquisición del 50% de la sociedad chilena TEN.

Red Electrica resultados


El dividendo del ejercicio 2016 que se propone a la Junta General de Accionistas ascenderá a 0,8587 euros por acción un 7% por encima de lo pagado el año anterior, considerando el desdoblamiento de la acción, y en línea con lo anunciado en el plan estratégico de Red Eléctrica.

El importe neto de la cifra de negocio del ejercicio 2016 asciende a 1.932,3 millones de euros frente a los 1.938,9 millones de euros del ejercicio anterior. Esta cifra recoge la retribución de la actividad de Transporte en España, que incluye las puestas en servicio del 2015.

Asimismo, recoge los ingresos asociados a la prestación de servicios de telecomunicaciones, que alcanzaron los 86,0 millones de euros, los ingresos regulados relativos a la operación del sistema, por 56,0 millones de euros, así como los ingresos derivados de la actividad de transporte en el exterior, que alcanzaron los 19,8 millones de euros.

El Resultado bruto de explotación (EBITDA) asciende a 1.486,0 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 1,9% sobre el año anterior. En relación a los costes operativos hay que señalar:

Los costes de aprovisionamientos y otros gastos de explotación registran una caída del 3,0% en 2016 y continúan reflejando los esfuerzos de eficiencia realizados por el Grupo Red Eléctrica en el conjunto del año.

El incremento superior al 20% que experimenta esta partida en el cuarto trimestre se debe principalmente a que incorpora lo costes correspondientes al desarrollo de nuevos proyectos de inversión en Perú en aplicación de la norma contable IFRIC 12, gasto que tiene una contrapartida de similar cuantía en los ingresos del Grupo. Si no considerásemos este efecto, los costes de aprovisionamientos y otros gastos de explotación hubieran caído alrededor del 6% en cómputo anual.

Los gastos de personal aumentan un 3,9% respecto al ejercicio anterior. De este incremento más de la mitad se debe a la evolución de sueldos y salarios, que incorpora el aumento de plantilla. El resto se debe a mayores cargas sociales y a otros gastos asimilados. La plantilla final se sitúa en 1.773 personas a 31 de diciembre de 2016, mientras que la plantilla media ha sido de 1.765 empleados y representa un incremento del 0,6% respecto al 2015.