El selectivo español sigue impregnado de números rojos. El Ibex35 cae casi un punto porcentual a media sesión y se queda en los 11.600 puntos. “El mercado está encontrándose pesado”, comenta Oscar Moreno, gestor de Renta 4, “sobre todo llegando a esa zona de los 11.900 puntos que intentó atacar ayer”. El analista considera que noticias como la publicación de la encuesta del instituto alemán ZEW o la inflación del Reino Unido, ambos datos peores de lo esperado “han provocado los recortes del Ibex”. Por su parte, el mercado americano “estará marcado por los resultados de Intel y de Johnson & Jonson”, concluye Moreno.

Iberdrola ha anunciado hoy de forma provisional que ha recortado su producción eléctrica un 1,8% hasta septiembre. “El sector eléctrico no está funcionando bien”, considera Oscar Moreno, gestor de Renta 4, “se está decantando por las energías renovables”. Además, el experto asegura que “las eléctricas no son los valores más atractivos de cara a que las bolsas siguen al alza”. En el caso concreto de Iberdrola, Moreno la recomienda “para aquellos inversores más prudentes que estén pensando en recortes más pronunciados en las bolsas”.

Repsol YPF continúa la senda bajista iniciada hace algunas sesiones. La petrolera es una de las que más cae de los pesos pesados y el motivo podría ser, según el experto, “la disolución de los rumores de compra por parte de otros inversores de la argentina YPF”. No obstante, Moreno señala los buenos fundamentales de la compañía y afirma que “Repsol lo está haciendo mejor que sus competidoras y seguirá teniendo mucho potencial sobre todo si los rumores se confirman y vende la problemática YPF”. Sin embargo, el analista asegura que “ahora mismo hay otras opciones más interesantes que el sector del petróleo”.

Banco Popular es el destacado del sector financiero tras conocerse que ha completado exitosamente la comercialización de su emisión de bonos subordinados necesariamente canjeables en acciones, por el importe máximo previsto de 700 millones de euros. Noticia que coincide con el primer pago del dividendo -0,075 euros por acción- del año por parte de la entidad. Según Moreno, “son dos buenas noticias que hoy no están recogiéndose muy positivamente por el entorno general de la bolsa”.

Recomendación

Desde Renta 4 se fijan en Telefónica. Las caídas que ha sufrido la compañía tras celebrar su día del inversor la convierten en una buena opción. “Su rentabilidad por dividendo, cercana al 7,8%, es muy jugosa para los inversores”, considera Moreno. Además, el experto señala que el precio objetivo de Telefónica está siendo elevado hacia los 21 euros por varios brokers y que, por tanto, “los niveles de los 19 o 18,90 euros pueden ser buenos para entrar en la compañía, y para los que ya estén dentro, son niveles ideales para aumentar posiciones en el valor”.