“Hay una sensación en los inversores de que, cada vez que se produce una caída violenta, se hace algún movimiento político y parece que se espera algo por parte de la Fed”, dice Ángel de Benito, gestor de Banif.


Si bien, “realmente las autoridades no dan una solución a las cosas. Solo insinuaciones, como Merkel y Sarkozy”.

“Ahora nuestro mayor enemigo es el calendario y hasta finales de septiembre parece que la inestabilidad continuará por si podría haber un nueva recesión”.

La decisión de bajar el IVA en España, según de Benito, “es positivo, porque añade medidas para estimular el crecimiento y, aunque faltan aun cosas por hacer, se han dado pasos, como ha reconocido Europa”

A pesar del castigo que está viviendo el sector financiero, “como todavía no se sabe cuál es su situación económica concreta, esta muy barato, pero ofrece dudas”. Además, “el sector eléctrico, que ha sido defensivo, se está comportando peor que los cíclicos por los recortes de presupuestos, así que, es difícil saber en dónde podemos invertir”. De Benito aboga más por “buscar empresas sanas, con balances saneados, como telecos, sector salud y compañías con alto dividendo, mejor que cíclicas, pues las dudas sobre el crecimiento podrían afectarlas aún más. Eso sí, si al final se confirma que no hay otra recesión, las cíclicas volverían a coger fuerza y rebotar”.

“Cuando las cosas se normalicen el oro no será una buena inversión, pero parece que dura mucho la situación de incertidumbre económica internacional. Por lo que quizás no sea una inversión para largo”.


Declaraciones a Radio Intereconomía