Las cosas no como empiezan sino como acaban y así lo demostró hoy la renta variable española que al son de Wall Street consiguió darse la vuelta y cerrar en positivo. El Ibex 35 subió un 1,88% para quedarse por encima de los 7.300 puntos. En opinión de José Lizán analista de Nordkapp hemos visto “una vuelta en el día muy rápida y liderada por los bancos después de las palabras del CEO de Citi que han provocado un cierre de posiciones cortas a nivel global” y “ha empujado al sector a liderar ganancias junto con los sectores más cíclicos”. Sin embargo para el experto es tan sólo “un rebote técnico” porque “ ahora el mercado se moverá por niveles técnicos dada la incertidumbre que tenemos en el ámbito macroeconómico y macroeconómico” y “la escasa visibilidad en los resultados empresariales”.
Es cierto –admite Lizán que “los mercados están sobrevendidos y el Ibex ha caído casi 10.000 puntos desde diciembre de 2007 hasta hoy dada la mala coyuntura económica”. “Los mercados están muy sobrevendidios, sobre todo el sector bancario y los sectores cíclicos” pero ahora “los puntos de referencia vendrán por los niveles técnicos” En definitiva estas subidas son “un rebote dentro de la tendencia porque no tenemos ningún valor alcista, todo son pequeñas tendencias en señales horarias” que son “para aprovechar y hacer trading”, siempre “con un ojo puesto en la cartera y en los stop loss porque habrá que ver si esto tiene continuidad o no”.

El experto no tiene muy claro cuál será el movimiento del selectivo español, “no sé si volveremos a ver nuevos mínimos, es muy difícil dada la fuerte corrección que han vivido los mercados a nivel global” pero “no somos optimistas porque las entidades bancarias verán pasar muchos trimestres hasta volver a la senda de beneficios después del boom inmobiliario que está prsente en sus balances” y “dada la coyuntura de paro y ralentización del consumo”. Lizán reitera que “hay multinacionales que deberían capear mejor el temporal” pero hay que tener en cuenta que “el nivel de cierre de hoy es la primera resistencia clave y habrá que ver si es capaz de superar estos niveles o si el rebote finaliza y el Ibex vuelve a caer”. Por lo tanto es momento de tener “cautela y fijarse en el análisis técnico, sobre todo la referencia técnica del S&P que es la clave y la que determinara si se acaba el movimiento o no”. 

Por el momento el experto no apostaría por el sector financiero, “de momento no vemos visibilidades en resultados, la recapitulización no ha terminado, las palabras de un CEO de un banco han provocado cierre de cortos pero todavía vemos fusiones y movimientos- las Cajas en España- y queda mucho por recorrer”. El analista reitera que “hay mucha recapitulización por ver en las entidades, ya sea vía inyecciones, nacionalización o como sea” pero “estamos en pleno proceso y queda mucho por recorrrer”. Para “llegar a la senda de resultados positivos a nivel global en la banca tardaremos trimestres” y ahora sólo es momento de hacer “trading con stop loss ceñidos porque por ejemplo hoy Santander caía un 5% y ha cerrado ganando un 4%”.

En relación a Popular, el analista mantiene que “el sector inmobiliario le ha pasado mucha factura y ha sido atacado por la industria de los Hedge Fund”. “Por un crédito al promotor que le ha salpicado con las tres grandes quiebras y todas esas perspectivas sobre el deterioro del balance ha lastrado al valor” y así “lo hemos visto también con Sabadell”. Lizán manifiesta por el contrario que “Bankinter tiene menos exposición y un sector de población con rentas altas y lo ha hecho mucho mejor” pero “la exposición al sector inmobiliario pesa mucho a Popular aunque tenia el mejor ratio de eficiencia, del 0,30 y ha sido tradicionalmente bien gestionado”. 

Lizán opina sobre el ámbito energético que son valores defensivos que “no han funcionado así”. Y es que “la reordenación del sector en Europa llevo a ratios muy exigentes, hemos visto much o movimiento, las compras de E.ON en Rusia por ejemplo” y “el sector está en reordenación y seguirá así”. De momento ha ido a “cotizaciones a niveles exigentes y no ha funcionado como defensivo ha caído un 40% como todos los sectores”. Ahora –matiza el experto- “empezamos a ver valoraciones en niveles más razonable y el caso de Iberdrola es claro, es una clara opci´pn de compra para el medio plazo si consideramos la operación que podría efectuar ACS” porque “ya sabemos el interés de Florentino por la eléctrica y aunque sean rumores se relanzará el valor”.

Las recomendaciones de Lizán pasan además por compañías como “ OHL que es otro valor que ha sufrido un fuerte castigo desde niveles de 8 euros hasta 6”. “La compañía perdurará en el ti¡empo, la deuda no hará que llegue a la suspensión de pagaos y la inversiones de los gobiernos en infraestructuras le darán una oportunidad”. También le gusta “Telefónica por encima de los 14,40 euros” porque “tiene resultados sólidos, perspectivas optimistas a pesar del entorno y un aumento de dividendo este año”. Por último –añade- “va en contra del sector en Europa, que por ejemplo esta semana lo ha hecho mal mientras Telefónica ha ganado”. En definitiva, Lizán apostaría por “compañías que tienen resultados sólidos y poco apalancamiento”.