Con la sorpresa de ayer vamos a ver cómo reacciona. El mercado está reaccionando de manera distinta lo que se pensaba. Se esperaban problemas en el sector bancario y sucede todo lo contrario.
 
El mercado espera algo más del BCE y pueda significar que sea difícil reducir el QE. Cuando sucedió lo del Brexit el BoE tuvo que ampliarlo cuando llevaba tiempo manteniéndolo estable. Como digo al final todo lo que pasa en los mercados tiene que ver con la desorientación que se manifiesta. La verdad es que lo de la banca italiana de ayer fue una sorpresa.

Las subidas de la banca italiana no tienen sentido porque el sistema no está saneado. Al final es un problema que ha venido generándose mucho tiempo por la inacción a la hora de hacer reforma en los últimos tiempos. Nosotros hicimos tres reformas y se tomaron acciones para llevar a cabo reestructuraciones. Eso es lo que pasa en Italia. Ahora nos encontramos con que la situación nos obliga a actuar. ¿Eso es bueno o es malo? No lo sé la verdad. Ahora parece que uno espera a que esto pare.

Declaraciones a Radio Intereconomía