La bolsa norteamericana abrió la sesión en negativo, con la mirada de los inversores puesta en el petróleo que, en esta jornada, ha vuelto a alcanzar máximos históricos –en el entorno de los 121 dólares el barril West Texas-. Juan Carlos Castillo Montero, director de análisis de Capital Bolsa señala que “hace unas semanas, el crudo no estaba en la visión de los gestores principales”. Es decir, -subraya- “valoraban el mercado prestando atención a los resultados empresariales, los bonos y, la política monetaria”. Y considera que el problema es que “si la subida del crudo entra en la cadena productiva, cualquier previsión anterior sobre resultados no es válida”. El experto cree que “la inflación, cuando está solo en el coste energético es más o menos manejable, el problema está cuando entra ya en la valoración de los costes de materias primas, en los aumentos de márgenes …” . Castillo Montero insiste en que “cuando entra en la cadena productiva, es más difícil de manejar y, sólo hay dos opciones: o subir los precios a los productos finales o reducir los márgenes”. En ambos casos –añade- “los beneficios empresariales se reducirán”. El experto se pregunta si la economía puede sostener estos precios –y se refiere a los máximos del crudo- .
Sobre la hipotecaria Fannie Mae- que registró en el primer trimestre pérdidas netas de 2.190 millones de dólares-, el director de análisis de Capital Bolsa recalca que, aunque han sido peor de lo esperado, lo que realmente considera a tener en cuenta es “que esperan que el sector inmobiliario siga empeorando”. Y –subraya- “las repercusiones de que esto suceda es que las amortizaciones que se han hecho, no sean suficientes”. Para el experto, “lo que se está viendo, hasta ahora, en los mercados es que el sistema financiero está afectando a la economía real, vía restricción crediticia” El problema va a venir –indica- “cuando la economía real empeore tanto que afecte al sistema financiero”. Recomendaciones Juan Carlos Castillo Montero apuesta por varios sectores. Para estar largos recomienda: petroleras integradas, papeleras y alimentación minorista. Y para estar cortos: el sector tecnológico y metalúrgicas diversificadas. El experto se posiciona bajista para el medio y largo plazo.