El crudo podría subir a 150 ó 200 dólares el barril en dos años cuando la oferta no consiga atender el ritmo de la creciente demanda de los países en desarrollo, dijeron en un informe analistas de Goldman Sachs dirigidos por Arjun N. Murti. Murti, que trabaja en Nueva York, escribió sobre una "súper subida'' por primera vez en marzo de 2005, cuando dijo que los precios del crudo podrían oscilar entre un rango de 50 y 105 dólares el barril para 2009. El precio del crudo se negoció en Nueva York a un promedio de 56,71 dólares en 2005, 66,23 en 2006 y 72,36 dólares en 2007. El crudo tocó hoy un récord intradía de 120,93 dólares por las conjeturas de que la demanda aumentará en el verano en Estados Unidos, por las vacaciones.
"La posibilidad de 150 a 200 dólares por barril parece crecientemente probable en los próximos seis a 24 meses, aunque predecir el último pico de los precios del crudo, así como lo que queda de ciclo alcista, sigue siendo una gran incógnita", escribieron analistas de Goldman en un informe de fecha 5 de mayo. La demanda de gasolina normalmente crece durante la estación veraniega, cuando los estadounidenses se dirigen a las autopistas para irse de vacaciones. Las ventas mensuales de gasolina fueron las más altas durante el mes de agosto en cinco de los últimos seis años, según datos del Ministerio de Energía de Estados Unidos El consumo de China China, la economía que más crece de las mayores del mundo, consume más del doble de petróleo desde que la cotización del crudo en Nueva York tocó los 16,70 dólares el barril, un mínimo en diez años, el 19 de noviembre de 2001. Los récords alcanzados en los precios del crudo no han frenado el creciente consumo en países en desarrollo, encabezando la demanda China, India y Oriente Medio. Goldman revisó al alza las previsiones de precios en el mercado de contado para el crudo de referencia de Estados Unidos West Texas Intermediate de 2008 a 2011. El precio estimado para 2008 fue elevado a 108 dólares el barril desde los 96 anteriores; para 2009 a 110 desde 105 dólares, y para 2010 a 2011 se proyecta un precio de 120 desde los 110 dólares previstos anteriormente, dijeron los analistas, que aludieron a la desaceleración de la oferta en México y Rusia, y a la baja capacidad sobrante de producción entre los miembros de la OPEC.