A menos de una semana para que Telefónica se confiese ante el mercado, ya comienzan a salir los primeros pronósticos. Renta 4 asegura que las cuentas estarán marcadas por extraordinarios, con una deuda que se elevará por el impacto de Venezauela. 

Es uno de los resultados más esperados de la etapa en España. Primero, por la importancia y el peso que tiene Telefónica en el mercado nacional y además, por el reciente ajuste realizado por la operadora de su posición en Venezuela. Esa será precisamente la variable que habrá que buscar en las cifras que publique el próximo 25 de febrero. Pues bien, los pronósticos están sobre la mesa:

Renta 4 asegura que las cifras de la operadora se verán fuertemente condicionada por extraordinarios. Aparte del impacto del tipo de cambio en Venezuela: ingresos de -2.187 millones de euros, Ebitda de -915 millones de euros y un beneficio neto de -399 millones de euros.  La deuda neta subirá en 1.231 millones de euros y valor de acitvos en -2.840 millones d euros. Además, las cifras se verán condicionadas por la integración de Eplus y la reestructuración de la división de Alemania, venta de activos en España y reestructuración de la plantilla en Brasil e HisAm. (Ver todas las noticias sobre Telefónica)

Además, "recordamos que las divisiones de Irlanda y República Checa dejaron de consolidar a partir de 3T 14 y 2014, respectivamente", explica el último informe de Renta 4.  Esperamos que la deuda neta se eleve hasta 46.071millones, teniendo en cuenta el impacto en Venezuela (EBITDA -915 mlneur y activos financieros -1.231), financiación adquisición Eplus, ingreso venta República Checa, venta China Unicom. Excluyendo el impacto de Venezuela calculamos que la deuda neta aumente hasta 43.925 millones, con lo que Telefónica no cumpliríacon su objetivo de <43.000 millones.

En la conferencia (miércoles 25, 10:00 CET) estaremos pendientes de: 1) guía 2015, con un tono más optimista, especialmente en España, 2) evolución de las negociaciones para adquirir GVT en Brasil, 3) estrategia en RU, en donde creemos que la mejor opción es la venta de la división, 4) evolución comercial en España, cuya caída debería seguir estabilizándose.