El mercado esperaba con ansias la primera aparición del flamante nuevo presidente de la Reserva Federal (FED), Jerome Powell. El contenido del discurso ante el Congreso parece querer dejar claro que su tono va a ser continuista con Janet Yellen, su antecesora.

Jerome Powell ha afirmado que el objetivo de la autoridad monetaria es que la economía americana continúe creciendo, sin llegar a sobrecalentarse.  “Con el objetivo de seguir el camino apropiado para la política monetaria en los próximos años, el Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) continuará buscando el equilibrio entre evitar el sobrecalientamiento y elevar la inflación por encima del 2% en una forma sostenida”, se puede leer en el discurso que ha publicado la FED antes de la comparecencia.

En el famoso gráfico de puntitos en el que los miembros de la autoridad monetaria establecían sus objetivos en diciembre, se prevén tres subidas de tipos de interés este año. El mercado descuenta con un 97% de posibilidades que la primera se producirá en mazo. Son muchos los analistas que especulan con la posibilidad de que, finalmente, se suban los tipos cuatro veces este año.

Explica Powell que hay muchos factores que hasta hace poco actuaban como un lastre para la economía y que ahora la están beneficiando. En concreto, se refiere el nuevo presidente de la autoridad monetaria a la política fiscal y la demanda de las exportaciones. (Quizá espoleada por la caída del dólar). Por cierto, el EURUSD se fortalece tras el discurso.

Euro intradiario

Señala Powell que se espera que la robustez del mercado laboral mejore los ingresos de las familias, así como el consumo y descuenta que este año continuarán creciendo las ventas al exterior.

Así, el nuevo presidente de la FED afirma que todo este entorno se va a traducir en una subida de los tipos precios que impactará en los salarios y en la inflación. Prevé que el IPC suba este año y que se coloque en torno al objetivo del 2% en el medio plazo.

En cuanto a los mercados, el sucesor de Janet Yellen afirma que el reciente episodio de volatilidad de las bolsas ha alterado las previsiones de fuerte crecimiento económico.