Los mercados están asediando zonas de resistencias. En el caso de la bolsa española, por encima de los 6940 puntos, habrá una oportunidad de trading en el índice. 

Caídas en el mercado, a la espera de las señales del Eurogrupo. Las bolsas europeas es encuentran ahora mismo asediando las zonas de resistencias clave, de cuya superación depende una continuidad dentro del rebote que se originó en los mínimos de hace tres semanas”, explica Joan Cabrero, director de análisis de Bolságora.

Este experto considera que es cuestión de tiempo que el mercado europeo acabe batiendo resistencias y desplieguen un nuevo tramo al alza. De forma general, hablamos de resistencias que aparecen en los máximos del pasado lunes 11 de junio, como son los 6940 puntos del Ibex35 o los 6930 en el CAC-40. Por encima de esto, sesgo de trading alcista y oportunidad de trading en las bolsas.

La prima de riesgo se relaja. Todo cuadra para tener un nuevo tramo al alza, estamos asediando resistencia y sólo basta esperar a que se batan y si corre, habrá muchas oportunidades de compra en los títulos tanto europeos como en Estados Unidos.
Y en medio de todo, el sector financiero. Cabrero reconoce que los bancos “han sido el sector que siempre ha negado las subidas de los índices, ha habido intentos de rebote que han fracasado por los bancos pero esta semana el sector bancario europeo muestra nuevos máximos crecientes, la resistencia ya la ha superado y vuelve a marcar nuevos máximos semanales. Ahí estamos con algo positivo que cuadraría con la prima de riesgo y el posible rebote de los índices”.
En Estados Unidos “podemos esperar una continuidad alcista. En semanas anteriores veíamos que el S&P500 batía resistencia, el Dow Jones también pero la tecnología no acompañaba. Esta semana los índices tecnológicos han superado resistencias, el Russell 2000 también. Por eso, creemos que Europa será el siguiente mercado que romperá al alza.
El euro ahora mismo frente al dólar está en un proceso de reacción alcista y la clave “en el corto plazo es que se puede seguir apreciando. Los cruces del yen son ahora miso lo que tendríamos en nuestro radar operativo. Hoy si es capaz el dólar- yen de superar los 79.80 yenes, abriríamos posición alcista en el par. Con la intención de que pueda ir a los máximos del año, en los 84 yenes por dólar”, declara en Radio Intereconomia.