Los inversores no quitan la vista de Ucrania nuevamente, pero hoy también miran a Europa, y en concreto a dos puntos. Este jueves arranca en Versalles (Francia) la cumbre informal de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea en la que los Veintisiete esperan coordinar una respuesta para limitar la dependencia del gas ruso. El otro gran foco de atención se traslada a Frankfurt, donde el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) anuncia sus decisiones de política monetaria. 

Con un escenario marcado por el conflicto de Ucrania, el BCE trata de conciliar el aumento de la inflación con los riesgos de la guerra. Es probable que el Banco Central Europeo asuma el menor número posible de compromisos en materia de política monetaria hoy, ya que la invasión rusa de Ucrania ha hecho desaparecer sus expectativas sobre la economía y deja a sus responsables enfrentados a nuevas realidades. Con la inflación en la eurozona en máximos incluso antes de que Moscú comenzara su asalto el 24 de febrero, se esperaba que los responsables de la política monetaria anunciaran el fin de varios años de estímulos monetarios, abriendo el paso a una subida de los tipos de interés a finales de este año.

"Nadie puede esperar seriamente que el BCE empiece a normalizar la política monetaria en un momento de tanta incertidumbre", dijo Carsten Brzeski, economista de ING. El camino más seguro parece ser que el banco confirme la decisión anterior de seguir reduciendo las compras de bonos el próximo trimestre, dejando en el aire todos los demás compromisos, incluida la fecha de finalización de las compras y el momento en que se produzca una subida de tipos. "Creemos que el BCE tratará de ganar algo de tiempo procediendo a la reducción gradual previamente planeada en abril... a la vez que aumenta la flexibilidad en la orientación futura con el fin de dejar más espacio para actuar una vez que se disipe la incertidumbre inmediata", dijo el economista de Societe Generale Anatoli Annenkov.

Con ello, y tras un cierre de ayer que supuso una de las sesiones más positivas desde marzo de 2020, con los principales índices europeos cerraron todos ellos con fuertes alzas y los valores/sectores más castigados desde que comenzó la guerra, tales como los bancos, las compañías relacionadas con el sector del automóvil y los de ocio y turismo, los que mejor se comportaron, este jueves los inversores afrontan una complicada e intensa sesión que puede determinar el devenir de estos mercados en el corto/medio plazo. 

Hoy todos los índices europeos a excepción del español amanecen en rojo. En concreto, el Ibex 35 abre con subidas del 0,15% en los 8.175,05 puntos. Por su parte, el DAX cae un 0,21% en los 13.818, el FTSE 100 cede un 0,43% en los 7.160, el CAC 40 retrocede un 0,42% en los 6.361,15 y la bolsa italiana recorta un 0,13% hasta los 23.837. Por su parte, el Euro Stoxx 50 cae un 0,73% en los 3.738 puntos.

Pendientes también de la reunión en Turquía

Mientras, la guerra de Rusia en Ucrania entra en su tercera semana sin que Moscú haya alcanzado ninguno de sus objetivos clave, a pesar de los miles de muertos, los más de dos millones de refugiados y los miles de personas que se han visto obligadas a esconderse en ciudades asediadas bajo un bombardeo incesante.

Hoy se celebrará en Turquía una reunión entre los ministros de Exteriores de Rusia y Ucrania, cita que puede ser determinante para el devenir del conflicto y que, para bien o para mal, dependiendo del resultado, impactará en el comportamiento de las bolsas. De cara a la reunión que mantendrán esta tarde en Turquía las delegaciones de los ministerios de Exteriores de ambos países, el gobierno ucraniano parece estar dispuesto a hacer concesiones en lo que hace referencia a la integridad territorial de su país y a su neutralidad, lo que supondría abandonar el objetivo de entrar a formar parte de la OTAN. Por su parte, el gobierno ruso se mostró ayer dispuesto a dialogar siempre que logre el objetivo de la neutralidad de Ucrania; además, señaló que no tiene intención de cambiar el régimen político de Ucrania.

En materia empresarial, Nestlé, Philip Morris y el fabricante de videojuegos Sony se sumaron ayer miércoles a la lista de multinacionales que se alejan de Rusia, mientras aumenta la presión de los consumidores occidentales para que se posicionen contra la invasión de Ucrania.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

La italiana UniCredit y la francesa BNP Paribas tranquilizaron el miércoles a los ansiosos inversores sobre sus respectivas exposiciones a Rusia, pese a detallar miles de millones de euros en costes potenciales por las ondas financieras generadas por la invasión de Ucrania por parte de Moscú.

Rio Tinto se convirtió en la primera gran empresa minera en anunciar que cortaba todos sus lazos con empresas rusas, uniéndose a una serie de importantes empresas occidentales que se retiraron tras la invasión de Ucrania por parte de Moscú.

Otros mercados

Las bolsas asiáticas subían, siguiendo las ganancias de Wall Street, ya que las conversaciones diplomáticas previstas entre Rusia y Ucrania traían cierto optimismo, aunque los analistas advirtieron que el repunte tiene un carácter precario, ya que los riesgos persisten. El Nikkei sube un 3,94% en los 25.690,40 puntos, el compuesto de Shanghai avanza un 1,22% en los 3.296,09 puntos y el SZSE Component repunta un 2,28%. También sube el Hang Seng, un 0,47% hasta los 20.721,00 puntos y el Kospi de Seúl sube un 2,21%. 

Wall Street cerraba ayer con fuertes subidas. El DOW JONES Ind Average subió un 2% en los 33.286,25 puntos, el S&P 500 repuntó un 2,57% en los 4.277,88 enteros y el NASDAQ 100 sumó un 3,58% hasta los 13.742,20 puntos. Este jueves los futuros cotizan con caídas de entre el 0,21 y 0,24%.

Los precios del petróleo subían tras una fuerte caída en la sesión anterior, ya que el mercado contemplaba si los principales productores aumentarían la oferta para ayudar a tapar la brecha en la producción de Rusia debido a las sanciones por su invasión de Ucrania. Hoy los futuros del Brent avanzan un 3,33% en los 114,84 dólares mientras que el West Texas suman un 2,14% en los 111,03 dólares el barril

El euro cotiza frente al dólar con ligeras caídas del 0,06% en los 1,1069 billetes verdes.

El bitcoin vuelve a retroceder, hoy un 5,80% en los 39.366,7 dólares.

Agenda del día

Este jueves, Alemania publicará la balanza por cuenta corriente, Italia dará los datos de IPP de enero, pero la atención de los inversores se centrará en la reunión del BCE y los mensajes sobre subidas de tipos. 

En EEUU, lo más importante será el dato de IPC de febrero.