La vuelta de Parques Reunidos al mercado español ha tenido un sabor amargo. Justo dos días después de que Telepizza volviera a la bolsa española con un desplome de más del 19%
, ha llevado un camino similar. El precio de la OPV se fijó en 15,5 euros por acción, aunque tras la caída de hoy se queda en 14,75 euros, lo que lleva a que la empresa tenga una capitalización bursátil de más de 1.100 millones de euros. Es decir, una valoración que es casi nueve veces superior a la que tenía en 2004, cuando fue excluida de cotización.

Parques Reunidos


Con esta salida a bolsa Parques Reunidos esperaba captar cerca de 525 millones de euros con la emisión de hasta un máximo de 33.870.977 nuevas acciones, tal y como se observaba en el folleto de admisión remitido a la CNMV. Su principal accionista, Arle Capital Partners, tiene previsto vender hasta un máximo de 4,85 millones de títulos de su sociedad Centaur Luxco, al mismo tiempo que reservarse el derecho de incrementar el número de acciones existentes con hasta tres millones adicionales.

Sin embargo, lo más llamativo de esta salida es que Parques Reunidos prevé destinar entre el 20% y el 30% de los ingresos netos obtenidos del presente año a repartir dividendo a sus accionistas, que se abonaría durante 2017.

Con su vuelta a cotizar en el mercado español se espera obtener el suficiente montante como para obtener financiación para afrontar su expansión. Actualmente posee 55 parques en 12 países y tiene previsto invertir 102 millones de euros en futuros proyectos, de entre los que se encuentran nuevas atracciones y la adquisición de nuevos parques.

Parques Reunidos ya llegó a un acuerdo para refinanciar 774 millones de euros, pero que estaría condicionado a su salida a bolsa. Por tanto, estima que pueda reducir su apalancamiento hasta los 51,2 millones de euros este año el coste de la deuda, desde los 78,1 millones en los que se encuentra en la actualidad