La noticia de Iberdrola será uno de los parques de energía eólica marina más grande del mundo y “dice mucho a favor de la eléctrica y su filial de renovables y esto efectivamente debería suponer un espaldarazo a sus cotizaciones”. Este experto cree que es una buena noticia alentada además por las declaraciones del ministro de industria con un objetivo del 43% en el crecimiento de la energía eólica en nuestro país. Además advierte que no deberíamos olvidar a Acciona o Gamesa, también relacionados con ese sector.

El buen tono de Sacyr Vallehermoso en la sesión llega un poco del contagio –además es un valor muy castigado en bolsa “y este tipo de rebotes responde más a criterios técnicos que otra cosa”. Hay factores sin embargo que nublan el buen tono del valor y son “el elevado nivel de endeudamiento que tiene – cerca de 11.800 millones de euros con la mitad que proceden de la operación de compra de Repsol –y su gran exposición al mercado español, donde el 80% de sus ingresos proceden del mercado nacional”. La obra pública internacional le supone un alivio “pero los ingresos a corto plazo no van a llegar por lo que pensamos que dentro del sector construcción hay otras opciones más atractivas, como OHL”.

Sus recomendaciones se basan en un pequeño estudio “en el que queremos evitar la exposición al ciclo económico español. Los ajustes que tiene que llevar a cabo la economía española van a retrasar el crecimiento y por ello buscamos un lado positivo respecto a los precios objetivos, buena gestión de la dirección de las compañía y un calendario asumible de la devolución de sus préstamos… y que tengan un atractiva remuneración en términos de dividendo”. Aparte de la anterior, Repsol, Iberia y Viscofán cumplen estos criterios. Ésta relacionada con la industria alimentaria “tiene un balance muy saneada, ofrece una atractiva remuneración al accionista y su cotización actual es bastante atractiva”. Le otorga un precio objetivo de 22.4 euros por acción.