La biofarmacéutica Oryzon ha anunciado que saldrá a cotizar al Mercado Continuo el próximo lunes 14 de diciembre y lo hará con una valoración de 96,5 millones de euros. 

 Oryzon, compañía biofarmacéutica de fase clínica centrada en la Epigenética1 para desarrollar terapias de oncología y enfermedades neurodegenerativas - comenzará a cotizar en el Mercado Continuo el próximo 14 de diciembre, tras aprobar hoy la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el folleto informativo.

El proceso se llevará a cabo mediante un procedimiento de listing, es decir, poniendo en el mercado directamente todas las acciones de la compañía. El precio de salida es de 3,39 euros por título, lo que arroja una capitalización de 96,5 millones de euros. El código de negociación de la compañía será ORY.

Solventis ha actuado como coordinador global de la operación, KPMG ha sido el asesor legal y Gran Thornton el auditor de cuentas.

El presidente de la compañía, Carlos Buesa, ha explicado que cotizar en el Mercado Continuo es “un gran hito para Oryzon y un nuevo escalón dentro de la apuesta de crecimiento e internacionalización de la compañía”. “Estar en el mercado nos permite tener una plataforma de financiación para desarrollar nuestros proyectos y reforzar nuestra estructura, adaptándola a los estándares de Gobierno Corporativo”, concluye el primer ejecutivo de Oryzon.

Oryzon cerró recientemente una ampliación de capital por un importe total de 16,5 millones de euros. Tras esta ampliación, los fundadores de Oryzon, Carlos Buesa y Tamara Maes, controlan cada uno de ellos el 13,15% del capital, mientras que el fondo Najeti ostenta el 24,6% de las acciones de la compañía. Otras participaciones significativas son las de Costex (6,5%), Corporación Sant Bernat SCR (3,8%) y Grupo Ferrer Internacional (2,7%).

Asimismo, el núcleo duro de la compañía ha adquirido un compromiso de lock up, por el que los fundadores de Oryzon, Carlos Buesa y Tamara Maes, se obligan a no vender sus acciones en el mercado en un plazo de 12 meses. En el caso del fondo Najeti y José María Echarri, el plazo es de 6 meses.

Entre los nuevos accionistas, que controlan el 17,1% del capital, destaca Joseph Fernández -cuya participación en el capital social de Oryzon asciende a 1,03%-, CEO de Active Motif, firma estadounidense especializada en Epigenética, y que fue fundador de Invitrogen, compañía biotecnológica que protagonizó un importante éxito en su salida al Nasdaq en 1999. Además, ha entrado el Fondo Capital MAB del Institut Català de Finances (ICF).

La compañía logró el principal hito de su historia en abril de 2014 al licenciar en exclusiva mundial a la multinacional suiza Roche los derechos de su molécula ORY-1001, acuerdo por el que ha recibido 21 millones de dólares. Se prevé que, por consecución de hitos de desarrollo y comercialización, los ingresos de Oryzon puedan llegar a superar los 500 millones de dólares.

Oryzon avanza también en la investigación de enfermedades neurodegenerativas y ha desarrollado la molécula ORY-2001, indicada para tratar enfermedades como el Alzheimer. Esta molécula, que logra parar el deterioro cognitivo y la pérdida de memoria en modelos animales, comenzará a probarse en humanos (fase clínica) a principios de 2016. ORY-2001 puede ser también de utilidad en otras enfermedades del Sistema Nervioso, como la Enfermedad de Parkinson, y otras demencias y enfermedades huérfanas, como la enfermedad de Huntington.