Álvaro Blasco, director de Atlas Capital, asegura que ‘la interpretación que se hace del alza de los mercados es una espera, hay cierta confianza por parte de los inversores y van a ayudar a relajar de forma automática las inquietudes de los inversores’.

Sarkozy, por su parte, echó un capote a España al asegurar que España no se encuentra en ‘primera línea’. Blasco sostiene, en declaraciones a Radio Intereconomía, que esto es cierto, pero que ‘nuestro país sí que está en terreno de batalla’ e insta ‘a empezar a aplicar ya las medidas que se han adoptado con la esperanza de que antes que nos den otro tirón de orejas se empiecen a aplicar y España deje de ser el patito feo de la UE’.

Con este escenario, el euro ha abierto en el 1,37 esta misma mañana casi inmutable a las decisiones políticas. Incomprensible para Blasco que asegura que ‘tal y como están ahora mismo las cosas, debería tender el dólar a revalorizarse. Tenemos por delante una bajada de tipos, recapitalización bancaria y, por otro lado y lo más importante, a Europa no le quedará más remedio que tomar el tren de Estados Unidos y Reino Unido y comenzar a emitir dinero. El euro debe tender a depreciarse y llegar a niveles de 1,24/1,25. No tiene sentido la fortaleza del euro en estos momentos.’

En nuestro país, hoy toca reunión en la cúpula de Sacyr Vallehermoso tras la marcha de Luis del Rivero. ‘Sacyr Vallehermoso está insistiendo en la necesidad de reducir el importe de la financiación puesto que los bancos no pueden invertir con la alegría que lo hacían antes. Una buena entente entre Sacyr y Repsol sería buena para los accionistas. No dudaría en que es muy posible que veamos una cierta reducción de Sacyr en Repsol porque no tiene otra forma de reducir su deuda.’ (Análisis técnico Sacyr Vallehermoso y Repsol)

El sector bancario sigue siendo el centro de todas las miradas. ‘Tanto Santander como BBVA son buenas opciones, ambos tienen una diversificación geográfica que les hace muy atractivos. Santander tiene una gran ventaja con Brasil en su cartera. Podemos verles ahora como una gran oportunidad antes del miércoles, pero la prudencia nos llama a esperar y entrar con más tranquilidad.’