El ibex 35 comenzó la semana con mal pie, recortó un 2,81% y partirá mañana desde los 12.656 puntos. Un hecho que para Alejandro de Luis, analista de Dif Broker “no es nada nuevo que no hayamos visto hasta ahora”. El experto matiza que “es verdad que cuando tenemos estas caídas, sorprenden” pero “la situación no ha cambiado tanto”. “El sector financiero sigue tocado y están llegando noticias de fuera que no invitan a que pueda subir” –explica- por lo que “estamos viendo la tónica general del último mes”.
La compra de Bear Stearns por parte de JP Morgan a dos dólares la acción acrecentó la desconfianza de los inversores hacia el sector financiero en todo el mundo, si bien de Luis recuerda que “no tenemos que comparar el sector financiero español con el de EEUU” porque “allí la crisis hipotecaria y los productos derivados que han estado especulando sobre esta situación que es insostenible están haciendo mucho daño” y “lo que queda”, puntualiza. Sin embargo, para el analista, “el sector español tiene unas cuentas sólidas y un modelo de negocio diferente al que están haciendo los bancos en EEUU”. Tampoco los blue chips consiguieron ganar el pulso a la desconfianza en la primera sesión de la semana. En opinión del experto, los grandes “acompañan el movimiento del Ibex que además aguanta mejor que los índices europeos”. Los pesos pesados al igual que el selectivo, “se acercan a resistencias y vuelven a caer” aunque “algún valor pierde ese canal lateral bajista como es el caso de Telefónica”. Pero, apunta de Luis, “no es más que eso, un canal lateral bajista”. Para el experto “hay oportunidades de invertir” y desde Dif Broker “aconsejamos el sector de las materias primas y los valores que puedan beneficiarse de estas subidas”. Recuerda que “es cierto que estamos viendo momentos de desaceleración en este sector y hay que ser precavidos” pero “enfocamos la inversión en el oro no sólo como especulación sino también a largo plazo”. Alejandro de Luis expone que “lo veremos por encima de lo que está ahora y recordemos que acaba de romper la resistencia de los 1.000 dólares”. En palabras del analista, “el oro todavía tiene mucho recorrido” porque “la Fed no hace sino alimentar una burbuja tras otra como ha ocurrido con las materias primas”. Matiza que “la inyección de la semana pasada ha hecho que algo más estable como el oro siga empujando para arriba acompañado por la debilidad del dólar que le hace más atractivo”. En relación al petróleo, sin embargo, de Luis se muestra con más cautela, “es una lotería y hay que estar fuera del crudo porque ha llegado a unos niveles que son insostenibles” .